La ciudad

Sube a 134 el número demuertos en Minas Gerais

La rotura de un dique de contención de la minera Vale desató la tragedia el 25 de enero. Buscan a 212 personas desaparecidas. Identifican a 120 víctimas.

Martes 05 de Febrero de 2019

pavorosO. Un dique virtió 13 millones de metros cúbicos de barro y lodo.

A 134 subió el número de muertos por la rotura de un dique de contención de un depósito de la minera Vale, la mayor exportadora de hierro del mundo, ocurrido el 25 de enero en el estado brasileño de Minas Gerais (sudeste).

La Defensa Civil brasileña informó ayer que 120 de los fallecidos ya fueron identificados, mientras que 212 personas siguen desaparecidas.

El teniente y portavoz de los Bomberos, Pedro Aihara, afirmó que algunos cuerpos podrían no ser recuperados debido al tiempo que ha pasado desde los hechos en el municipio de Brumadinho, en la región metropolitana de Belo Horizonte, capital regional de Minas Gerais.

Los trabajos de búsqueda de las víctimas fueron interrumpidos el domingo por la amenaza de lluvia, algo que dificultaría todavía más las tareas de los bomberos y la Defensa Civil porque el barro y lodo siguen muy movedizos en varias partes.

La previsión es que, si el tiempo lo permite, se empiecen a usar máquinas excavadoras. En algunas partes, el barro y el lodo acumulado llega a los 15 metros de profundidad.

La catástrofe, considerada ya una de las peores de la historia de Brasil, se produjo cuando uno de los diques de contención de un depósito que estaba sin funcionar de la minera Vale se rompió y provocó el vertido de 13 millones de metros cúbicos de barro y lodo, que arrasaron todo lo que encontraron en su paso en un radio de varios kilómetros. Una comunidad cercana, el centro administrativo de Vale y el comedor, en el que había centenares de personas en aquel momento, fueron anegados por el alud. Por el momento cinco personas han sido detenidas, acusadas de haber firmado de forma fraudulenta los papeles que aseguraban la seguridad de los diques de contención.

Suspenden la bùsqueda

El mal tiempo obligó a suspender los trabajos de rescate de las 212 personas que permanecen desaparecidas tras el rompimiento de los diques de un depósito de residuos mineros en el sureste de Brasil el pasado viernes 25 de enero y que causó al menos 134 muertos, informaron ayer fuentes oficiales.

La amenaza de que lloviera en la región del desastre obligó a los bomberos y la Defensa Civil a suspender los trabajos de búsqueda de cuerpos y sobrevivientes hasta ayer, cuando fueron retomadas.

Según el teniente coronel Passos, comandante de la Operación de Búsqueda y Salvamento, de las 134 personas que murieron, 120 ya fueron identificadas, mientras que 212 personas siguen desaparecidas y prácticamente está descartado que sean encontradas con vida.

Más de 450 personas participan en las tareas de rescate, que cuentan con la ayuda de helicópteros porque el barro en algunas zonas llega a los 15 metros y todavía no está solidificado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});