La ciudad

Sobre la inseguridad Fein dijo que "nadie puede decir que la situación es mejor"

La intendenta Mónica Fein cruzó al gobernador Antonio Bonfatti, quien había respaldado con números la acción policial. Las declaraciones llegaron tras varias semanas que no lo hacía.

Miércoles 23 de Septiembre de 2015

La intendenta Mónica Fein cruzó al gobernador Antonio Bonfatti quien había defendido con estadísticas la política de seguridad de su gobierno. "Nadie puede decir que la situación es mejor mientras haya un solo caso. Tengo todo mi compromiso y voy a trabajar lo he hablado con el futuro gobernador Miguel Lifschitz. Es un desafío de implicarme directamente", señaló la jefa comunal para agregar: "El dolor que sentimos nos plantea que estamos mal. Nosotros también tenemos datos de casos de heridos y muertos, pero nos sirven para actualizar políticas públicas y saber qué más podemos hacer. No nos sirven para comparar. Un caso nos pone mal y obliga, más que todo al gobierno, a redoblar los esfuerzos".

Después de las declaraciones del jefe de la Casa Gris en las que respaldó con números el accionar policial, Fein se decidió a reaccionar frente a la realidad violenta que atraviesa la ciudad, aunque se expresó recién ahora, después de semanas de permanecer callada.

"Todo el mundo habla, pero la verdad es que no se conocen datos de tasas de homicidios en el país, ni números de otras provincias, y nosotros sí los hemos presentado", había lanzado Bonfatti para agregar: "En la provincia bajamos 22 por ciento la tasa de homicidios; un 32 por ciento en la capital provincial y 22 por ciento en Rosario".

Ayer, la intendenta no obvió la epidemia de homicidios que asola a la ciudad y los casos de inseguridad que se reproducen a lo largo y ancho del ejido urbano.

"Vivo en esta ciudad, cada uno de los hechos de violencia son terribles y nos tienen que convocar a todos a un mayor compromiso. Nadie puede decir que la situación es mejor mientras haya un solo caso", declaró Fein.

Tras aclarar que acordó con el gobernador electo Lifschitz una suerte de compromiso personal y directo con la seguridad, destacó que los programas municipales tienen mil jóvenes becados en diversas actividades de reinserción social. "Le estamos peleando el camino a la droga y el delito, los pasamos a buscar, los capacitamos. Y si hay que pasar a buscar a cinco mil, lo haremos; y si en vez de 20 barrios con el Plan Abre hacen falta más, lo haremos; y si la Policía Comunitaria tiene que estar en 50 barrios, estará", dijo para prometer que luchará en función de que los casos registrados en Rosario no queden impunes en la Justicia.

La semana pasada Bonfatti, había hecho una cerrada defensa de su política de seguridad. "En 2014, respecto a 2013, bajamos 20 por ciento la tasa de homicidios", señaló para ubicar en un 22 por ciento la baja interanual de 2015 y subrayar que "Santa Fe tiene récord de detenciones" con 26 mil detenidos en lo que va del año y 5 mil policías más en la calle".

En este punto, Fein le salió al cruce a las explicaciones del gobernador. "El dolor que sentimos nos plantea que estamos mal. Nosotros también tenemos datos de casos de heridos y muertos, pero sirven para actualizar políticas públicas. No nos sirven para comparar. Un caso nos pone mal y nos obliga, más que todo al gobierno, a redoblar los esfuerzos".

Armas de fuego. En relación a la gran cantidad de armas de fuego que se detectan en los casos policiales, la titular del Ejecutivo marcó como eje central reducir la cantidad que hay en la sociedad.

Tras el recambio de la cúpula policial, Fein mostró "gran preocupación por lo que está sucediendo", al recordar que existen programas de reinserción social. "Pero lamentablemente no tenemos los resultados que esperamos", prosiguió la titular del Ejecutivo.

Tras destacar la necesidad de un trabajo conjunto entre los distintos niveles del Estado para combatir las economías del delito, la intendenta admitió que "de todas formas faltan respuestas más contundentes de las fuerzas policiales y de la Justicia".

Fein recordó la desaparición de 26 mil balas 9 milímetros del batallón de Fray Luis Beltrán y el hallazgo de cocaína en depósitos fiscales del puerto local y consideró: "Si no hay castigo a las economías ilegales y por el contrario son sus defensores quienes se transforman en paladines de la convivencia, difícilmente podamos desde un gobierno local combatir el narcotráfico y las consecuencias que este delito genera en toda la sociedad rosarina".

Mayor efectividad. En otro párrafo de sus declaraciones producidas ayer en ocasión de la apertura de la 9ª Experiencia Endeavor 2015 en Metropolitano, la jefa comunal admitió la existencia de mayor presencia policial. "Aunque, necesitamos mayor efectividad. No se trata únicamente de poner más policías, más rejas o cualquier otra medida de seguridad, por supuesto que entiendo que frente al miedo es la reacción lógica, pero acá hay actores que generan violencia, actores que no están siendo condenados", subrayó la intendenta.

Estigma. Después del discurso oficial del socialismo en torno a la estigmatización de Rosario, Fein aclaró que la violencia no tiene límites geográficos. "Si no entendemos que la violencia es una forma de construcción social y que Argentina tiene un grave problema, no lo vamos a resolver. Obviamente Rosario tiene particularidades que hay que mirar en un contexto nacional y social. Donde haya problemas económicos y de valores toda la sociedad es responsable", finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS