La ciudad

Sólo dos controles de alcoholemia dieron positivos en los patrullajes en el río

Las pruebas corresponden a 2011 y se hicieron más de mil en ambas márgenes del Paraná. Los operativos comenzaron en octubre pasado y replican a los de la vía pública. Las medidas de prevención se orientan a reforzar las medidas de seguridad de los navegantes.

Sábado 07 de Enero de 2012

Los tripulantes de las embarcaciones que navegan por el Paraná demostraron ser más prudentes que los automovilistas que conducen en las calles rosarinas. Al menos, esto es lo que se desprende del bajísimo resultado de los controles de alcoholemia realizados por la Prefectura Naval Argentina delegación local. Durante 2011, de un total de más de mil pruebas, sólo dos tests fueron positivos, confirmó el responsable del departamento de Operaciones de la Prefectura Zona Bajo Paraná, Claudio Mazziotta a La Capital.

Los operativos comenzaron en octubre y replican las acciones que las autoridades viales llevan adelante en las calles. En una primera etapa, los controles se efectivizaron hasta el 30 de noviembre con un carácter preventivo, mientras que desde el 1º de diciembre comenzaron a regir las multas y castigos para quienes condujeron embarcaciones alcoholizados.

El hecho se puso en práctica a partir de que los guardacostas que patrullan el río empezaron a llevar a bordo los alcoholímetros para realizar los tests a los timoneles.

Según Prefectura, "para las embarcaciones deportivas el límite de tolerancia de alcoholemia es de 0,5 (500 miligramos por litro de sangre) y para los tripulantes de motos acuáticas o similares, de 0,2. En cuanto a las embarcaciones comerciales, el nivel de tolerancia es cero, es decir que el conductor no puede tener ninguna graduación alcohólica".

Es más, a partir del grado de alcoholemia del timonel, la idea es "esperará que baje el nivel en sangre o intentar que lo reemplace otro conductor habilitado. Y si esto no es posible, se remolca la embarcación hasta la guardería.

Además de controlar a los navegantes, también empezaron a hacerse revisaciones en los espacios náuticas antes de zarpar.

En todos los casos, los infractores tienen 48 horas para presentarse en Prefectura a realizar el descargo y pagar las multas, que van de 200 a 4.500 pesos. Si no lo hacen, estarán inhabilitados para navegar.

Moto y lancha. En ambas situaciones de alcoholemia positiva, las embarcaciones correspondientes tuvieron que ser remolcadas. Se trató de una moto de agua y una lancha deportiva. En la primera de ellas, el conductor tenía alrededor de 1.500 miligramos de alcohol por litros de sangre, según el alcoholímetro.

Si bien los operativos se desarrollan durante todo el día, se acrecientan los fines de semana. De todos modos, Prefectura cuenta con dos equipos que se ponen en funcionamiento en la jurisdicción rosarina (entre los kilómetros 435 y 410 del Paraná, sobre ambas márgenes): poco antes del puente a Victoria (aguas arriba) y algo más al sur de donde se asienta el Frigorífico Swift.

Para citar algunos ejemplos, los niveles aceptables de consumo de alcohol corresponden a tres vasos de cerveza, dos de vino o uno de whisky.

Medidas de prevención

Este fin de semana, la Municipalidad lanzará una campaña de difusión sobre medidas preventivas para disfrutar seguros del río y de la costa rosarina bajo la consigna Consejos para pasar un buen día en la playa.
En el marco del programa Convivir Rosario, se divulgará una serie de recomendaciones que involucran tanto aspectos de la salud como de la movilidad, seguridad, convivencia e higiene urbana para bañistas y navegantes. También darán consejos para el cuidado del medio ambiente en el ecosistema que componen el Paraná y sus islas.

Se distribuirán en forma masiva dos tipos de soportes gráficos a fin de potenciar actitudes, hábitos y costumbres saludables entre los usuarios, para asegurar una convivencia pacífica y respetuosa.

Una de las piezas fue diseñada para los usuarios de las playas, y otra para aquellas personas que disfrutan de las islas. En los volantes se consigna información que va desde el cuidado de la salud, medio ambiente e higiene urbana, hasta ubicación en un mapa de las paradas de colectivo, los números de emergencias y los espacios recreativos públicos.

Los folletos se distribuirán en toda la costa, en las islas, en La Fluvial, en guarderías náuticas, en las piletas del Alem, en bares cercanos, en el Ente Turístico Rosario (Etur) y en el Centro Municipal de Distrito Norte.

Muertes

Si bien el resultado es lamentable, 2010 cerró con 6 muertes en el río, un número menor al de años anteriores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS