La ciudad

Sin atención al público en un centro de salud tras sufrir un escruche y amenzas

Médicos y enfermeros se reunieron con autoridades del municipio. Recibieron la promesa de mayor presencia policial en la zona. El viernes se registró un violento incidente luego de un robo. 

Lunes 01 de Febrero de 2016

Trabajadores del centro de salud "La Lagunita" se concentraron esta mañana en el Cemar, para reclamar a autoridades municipales y provinciales por mayor seguridad para ejercer sus tareas. El centro de salud se encuentra cerrado desde el viernes, luego de que médicos y enfermeros fueran amenazados por el familiar de un hombre que fue detenido tras robar en el lugar.
 
Las puertas del centro de salud de Seguí al 6600 están cerradas desde el viernes. Ese día de madrugada se produjo un escruche en el que se robaron diversos materiales. Al sonar la alarma llegó la policía y detuvo a un joven. Horas más tarde, y cuando el lugar ya había abierto sus puertas, un familiar del detenido se acercó armado hasta La Lagunita y amenazó a médicos y enfermeros, quienes vivieron una tensa situación por más de dos horas.
 
El director de Centros de Salud de la Municipalidad, Fernando Vignoni, contó a "Todos en La Ocho" que el ministerio de Seguridad provincial prometió presencia policial y patrullajes en la zona. "Va a haber una presencia policial y patrullajes en las inmediaciones (del centro de salud), porque en ese lugar hay varias instituciones".
 
"Lo que tenemos que terminar de ver es de reacondicionar algunos daños que se hicieron, con los que vamos a estar trabajando entre hoy y mañana, porque se perdieron computadoras y hay algunos daños en aberturas, para que se pueda volver a funcionar con relativa normalidad", agregó. 
 
Por su parte, el delegado de los trabajadores Juan Manuel Baso relató a La Ocho que el robo ocurrió el viernes "y se llevaron todo, instrumental médico, biromes, computadoras".
 
El trabajador, quien esa mañana concurrió al centro de salud, detalló lo ocurrido: "A las 8, cuando se abrió el lugar, llegó el hermano de una de las personas que habría participado del robo, increpándonos por qué su hermano estaba detenido. Con revólver en la cintura, dijo que quería hablar con gente del centro. Se juntaron a hablar con él para hacerle entender que ellos no habían hecho la denuncia. Pero se empezó a juntar gente y comenzaron a increpar al este muchacho que llegó amenazar a los del centro de salud. Eso duró como hasta las 10 de la mañana. Pero después vinieron como siete u ocho personas armadas que eran amigos del que estaba adentro, con la excusa de que nosotros lo estábamos entreteniendo adentro para que la policía se lo lleve. Y cuando llega la policía se puso muy tenso el asunto, porque el que estaba adentro estaba armado y nosotros no sabíamos que iba a pasar. Pero la policía actuó muy bien y con mucha cautela".
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario