La ciudad

Siguen oponiéndose los carreros al plan para erradicar la tracción a sangre

Mientras la Municipalidad no se mueve de su posición de avanzar en la implementación del programa Andando, que se propone erradicar en forma definitiva la tracción a sangre...

Jueves 12 de Marzo de 2015

Mientras la Municipalidad no se mueve de su posición de avanzar en la implementación del programa Andando, que se propone erradicar en forma definitiva la tracción a sangre para recolección informal de residuos, un centenar de carreros de Vía Honda, La Lagunita, La Cariñosa y Empalme Graneros volvió ayer al Palacio Municipal y se instaló en la plaza 25 de Mayo con la amenaza de extender la protesta hasta el viernes, pero luego desistieron de quedarse. "Queremos seguir trabajando", fue la frase que repitieron hasta el cansancio y volvieron a criticar las alternativas ofrecidas por el municipio. Si bien se reunieron con el secretario de Control, Pablo Seghezzo, no hubo acuerdo en el encuentro y ratificaron su negativa en el Concejo Municipal, donde participaron de la reunión con organizaciones proteccionistas y ecologistas (ver aparte).

Las familias, las mismas que vienen resistiendo la implementación de la ordenanza aprobada en 2010 desde el anuncio de la intendenta Mónica Fein con cortes de calle y movilizaciones, llegaron a la Municipalidad y se instalaron con carros y caballos en la plaza. Si bien al mediodía fueron recibidos por el secretario de Control y la subsecretaria de Economía Solidaria, Susana Bartolomé, no hubo puntos de consenso en el encuentro.

"Nos volvieron a plantear las mismas alternativas, que no nos sirven. Esto no se puede hacer con una bicicleta", insistió Daniel Nievas, carrero de Vía Honda. El hombre pidió "poder seguir trabajando" y que ofrezcan "otras propuestas, con vehículos más sustentables que una bicicleta". La protesta, que en principio había cortado el tránsito sobre Buenos Aires, liberó la calle ya entrada la tarde.

Sin vuelta. La titular de Economía Solidaria aseguró que durante la reunión se volvió a explicar la implementación del programa y que el municipio no modificará su posición, tal es así que en el predio de la ex Rural, en el parque Independencia, recibieron desde hace una semana las consultas de más de 400 carreros que analizan cómo sumarse a la iniciativa.

Sin embargo, las principales críticas de la funcionaria fueron hacia al Concejo Municipal. "El cuerpo aprobó la ordenanza por unanimidad e incluso reclamó su implementación en varias oportunidades, por lo que no se entiende la posición que toman ahora de convocar a una reunión para debatir un tema que ya fue aprobado", señaló Bartolomé, y agregó que desde el Palacio Vasallo "no hubo propuestas concretas, ni ningún tipo de solución. Pareciera que algunos están trabajando para que esto fracase".

Resistencia. De a uno, los carreros instalados en la plaza ratificaron su negativa en el Concejo, ante las organizaciones proteccionistas y ecologistas.

"Tengo 42 años, soy analfabeta y tengo 6 hijos. A mi marido, que era metalúrgico, lo mataron y yo salí a cirujear con el caballo. A mi hija le faltan dos materias para recibirse de periodista, otro trabaja, tengo un hijo discapacitado y otro en el secundario. Todo eso hice con mi caballo y ahora me lo quieren sacar. Me quieren sacar mi dignidad. Yo no se lo voy a dar", dijo Miriam Maldonado.

En el mismo tono, José Funes consideró "una vergüenza" el ofrecimiento del municipio y dijo que "acá se pone a los caballos antes que a las familias". Juan aseguró que son parte "de la ciudad que hay de Avellaneda para allá (señalando al oeste), donde no hay inclusión. "Con todo esto nos van a llevar a ser cada vez más pobres. Hay carreros en la Barcelona, porque no somos Barcelona".

Las principales críticas al programa Andando se escucharon ayer en el Concejo, donde convocados por su presidente, Miguel Zamarini, y la ONG Plataforma Animalista, se reunieron proteccionistas y ecologistas. Zamarini lo calificó de "improvisado y sin consenso". La voz técnica fue la de Leonardo Anselmi, de la Asociación Animalista Libera, que dijo que el programa es "insustancial". Anselmi rescató las experiencias de Bogotá, Medellín, Paraná y Río Cuarto, y entre las objeciones de la propuesta local apunto: "No saben que es un cambio cultural y no de herramienta, no se propone la tecnología adecuada porque un carrero lleva 400 kilos y eso no se puede cargar con una bicicleta, los tiempos planteados son erróneos y hay que construir desde el consenso". En tanto, Mirko Moskat, del Taller Ecologista, propuso "darles un rol importante en la recolección formal de residuos, potenciando el reciclaje y la separación en origen, y avanzando así con la ordenanza de Basura Cero, que hoy no se cumple".

Reunión en el Concejo con proteccionistas y ecologistas

Las principales críticas al programa Andando se escucharon ayer en el Concejo, donde convocados por su presidente, Miguel Zamarini, y la ONG Plataforma Animalista, se reunieron proteccionistas y ecologistas. Zamarini lo calificó de “improvisado y sin consenso”. La voz técnica fue la de Leonardo Anselmi, de la Asociación Animalista Libera, que dijo que el programa es “insustancial”. Anselmi rescató las experiencias de Bogotá, Medellín, Paraná y Río Cuarto, y entre las objeciones de la propuesta local apunto: “No saben que es un cambio cultural y no de herramienta, no se propone la tecnología adecuada porque un carrero lleva 400 kilos y eso no se puede cargar con una bicicleta, los tiempos planteados son erróneos y hay que construir desde el consenso”. En tanto, Mirko Moskat, del Taller Ecologista, propuso “darles un rol importante en la recolección formal de residuos, potenciando el reciclaje y la separación en origen, y avanzando así con la ordenanza de Basura Cero, que hoy no se cumple”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS