Pandemia

Siguen de cerca la ocupación de camas de internación en Rosario

Entre el 50 y el 60% están ocupadas, pero sólo el 4% de ellas por pacientes con coronavirus. El objetivo es amesetar la cantidad de contagios

Miércoles 19 de Agosto de 2020

Las autoridades sanitarias miran con atención la ocupación de camas críticas y generales en los hospitales y sanatorios de la ciudad. En el último informe general de la situación del coronavirus en la ciudad se destacó que entre el 50 y el 60 por ciento de esas camas se encuentran ocupadas por pacientes con diversas patologías, mientras que quienes padecen Covid-19 están utilizando entre el 4 y el 5 por ciento. Los datos se siguen de cerca en el marco de una suba en el número de casos por coronavirus.

El secretario de Salud Pública, Leonardo Caruana, destacó que “se trabaja mucho para que el pico de contagios no se empine y ponga en crisis el sistema”.

   En el último reporte epidemiológico del 13 de agosto, el municipio abrió sus datos a una serie de variables a considerar. Hasta ese día, el sistema público local tenía un 53 por ciento de las camas críticas de adultos ocupadas, mientras que en el sector privado ese porcentaje descendía al 42 por ciento. En tanto, las camas generales del sistema público están ocupadas en un 66 por ciento, al tiempo que en el privado el porcentaje es del 54 por ciento. Estas camas están siendo ocupadas por pacientes con patologías que requieren internación, pero no tienen coronavirus.

   Si se analiza la incidencia de los enfermos con Covid-19, la ocupación de camas con pacientes con esa enfermedad oscila entre el 4,5 y 5 por ciento. En total, en Rosario hay 2.385 camas entre ambos sistemas.

   Cabe recordar que un grupo de científicos del Conicet-Rosario que desarrollaron modelos matemáticos para anticipar la dinámica de los contagios de coronavirus en la ciudad advirtieron que “el distanciamiento social actual es insuficiente” y que “de persistir esta velocidad de crecimiento de los casos confirmados, es probable que el sistema sanitario empiece a tener problemas a mediano plazo”.

   Es más. El vicedirector del Centro Internacional Franco-Argentino de Ciencias de la Información y de Sistemas (Cifasis-Conicet/UNR), Ernesto Kofman, había estimado ante La Capital: “Si seguimos así, del promedio de esta semana de 70 u 80 casos diarios, dentro de 12 días vamos a estar en torno a los 140 y en 24 días vamos tener 280 casos diarios”.

Amesetar el pico

Caruana aportó su mirada a los datos epidemiológicos. “Todavía no podemos estimar los datos, depende mucho de las intervenciones que hacemos a diario y el trabajo tiene por objetivo amesetar el pico para que no ponga en crisis el sistema de salud”.

   El secretario de Salud fue más allá y dijo que “sólo con la mirada biológica o matemática no es suficiente para analizar la evolución de una pandemia, que es una afectación global, pero las respuestas son locales con factores políticos, culturales y sociales. Es allí donde la evolución de los indicadores depende mucho de los comportamientos, tanto individuales como colectivos”, remarcó.

   En este análisis de la complejidad de cómo evoluciona la pandemia, el funcionario fue cauto y preciso a la hora de proyectar cómo impactarán los contagios en el porcentaje de ocupación de camas, tanto críticas como generales.

   “Más que poner énfasis en cuándo va a ser el posible pico, hay que pensar en función de lo que hacemos todos los días y tener en cuenta que si llegamos hasta acá, fue por la evolución favorable y el trabajo tanto en la responsabilidad social como en el seguimiento de los casos que realizan los equipos de salud. Este esfuerzo tiene que ser continuo y debe contar con el compromiso de los profesionales de la salud y de la población en general”, cerró Caruana.

   En la provincia, existen en la actualidad 954 camas críticas, 659 con respirador (406 privadas y 253 públicas). Unas 295 sin respirador (277 en instituciones privadas y 18 en públicas).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS