La ciudad

Sigue lloviendo y se mantiene vigente el alerta meteorológico

En pocas horas cayeron 84 milímetros de agua y se produjeron tapaduras en bocas de tormenta. Empalme Graneros fue el barrio más afectado. Las condiciones del tiempo mejorarían recién el lunes.

Sábado 19 de Diciembre de 2009

Lo que anoche se quedó en el amague hoy se hizo realidad. En pocas horas cayó gran cantidad de agua y se produjeron tapaduras en bocas de tormenta. Sigue vigente el alerta meteorológico para el sur de la provincia y otros puntos del país.

Una fuerte tormenta se abatió desde cerca del mediodía sobre la ciudad y provocó el anegamiento de numerosas bocas de tormenta que desbordaron. Una de las zonas más afectadas fue la de la estación de ómnibus Mariano Moreno mientras que algo similar ocurrió en el barrio Empalme Graneros.

En ese barrio de la zona noroeste cerca de 30 casas sufrieron graves consecuencias. Y recién pasadas las 16.30, el líquido acumulado comenzó a escurrir, aunque muy
lentamente. Muy cerca de ahí el arroyo Ludueña está “al límite” y los habitantes creen que “si sigue lloviendo” desbordará.

El organismo informó que las tormentas de fuerte intensidad continuarán con abundante caída de agua, probabilidad de granizo y ráfagas de viento.

Se estima que las malas condiciones del tiempo persistirán hasta mañana a la tarde, según se indicó desde el Servicio Meteorológico Nacional.

Pluviómetro. Según las mediciones del Servicio Meteorológico con sede en el Aeropuerto de Rosario, entre las 12.15 que se largó la lluvia y las 15 que se tomó el registro, cayeron 84 milímetros de agua. Fue entre las 13 y las 14.30 que se produjo el diluvio pero después la lluvia continúo durante la tarde y a las 21 se realizará una nueva medición.

Corte de luz. Durante varias horas la zona de Mendoza al 800 estuvo sin luz por la explosión de un pozo de la EPE, algo que llamó la atención de las autoridades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS