La ciudad

Sigue grave la mujer atacada por un pitbull y hubo más agresiones

Furia animal. Continúa en terapia intensiva con pronóstico reservado. En tanto, un nene de dos años sufrió heridas cerca de un ojo y una joven algunos cortes.

Martes 06 de Octubre de 2015

La mujer de 48 años atacada por su propio perro pitbull permanecía muy grave al cierre de esta edición, en terapia intensiva y con pronóstico reservado. Los profesionales del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) notaron una leve mejoría, pero consideraron "prematuro" avanzar sobre su evolución. "Mientras siga en terapia, el riesgo de vida está latente", indicaron. En tanto, un nene de 2 años fue atacado por un perro en la calle mientras caminaba junto a su madre y una joven de 20 años también fue mordida por un can. Ambos fueron atendidos en el Hospital Centenario, en medio del debate generado a partir de un proyecto del Ejecutivo para prohibir las mascotas potencialmente peligrosas.

La semana pasada una mujer de 48 años terminó en terapia intensiva tras ser atacada mientras dormía por su perro pitbull en su casa de Laferrere al 4700.

La víctima sufrió fractura de cráneo, pérdida de masa encefálica y serias heridas en rostro y manos. En primera instancia fue atendida en el Hospital Roque Sáenz Peña y luego fue derivada al Heca. Fue sometida a una neurocirugía de urgencia y hasta ayer permanecía en terapia intensiva.

"La paciente se encuentra más estable hemodinámicamente, tuvo respuesta neurológica y moviliza los cuatro miembros, pero sigue con pronóstico reservado, ya que resulta prematuro evaluar si tendrá o no secuelas. Continúa con el respirador, con menor requerimiento de medicamentos. Hasta que no salga de terapia el peligro es latente", resumió el subdirector del centro asistencial, Ariel Talarn.

En tanto, otros dos hechos tuvieron repercusión pública. Un niño de 2 años fue mordido el domingo pasado por un perro en pasaje Daract y Cerrito (Ituzaingó al 4500).

Como consecuencia del ataque, el chiquito tuvo un desgarro de la región orbital derecha (ojo), por lo que terminó internado en el Hospital Centenario.

Según relató su madre, el perro no pertenecía a la familia, y lo atacó cuando caminaban por la calle. La mujer iba con sus tres hijos y el animal atropelló a la criatura y la atacó.

El director del Centenario, Adrián Rascón, indicó que el niño fue mordido por encima de la órbita del ojo, en el arco superciliar, sin compromiso del globo ocular. Tras ser evaluado por el servicio de Oftalmología se le dio el alta médica con prescripción de medicamentos y tratamiento antitetánico y antibiótico. "No tuvo riesgo su visión ni el párpado, por eso se le dio el alta", indicó Rascón.

En el Centenario atienden unas 15 mordeduras por mes. A este centro asistencial también acudió una joven de 20 años que fue mordida, pero con lesiones leves.

En cuanto a las cantidad de chicos atacados, la directora del Hospital de Niños Víctor J. Vilela precisó que se atienden al año un promedio de entre 200 a 250 curaciones por mordeduras a niños entre 2 a 9 años. De ellos, un 12 por ciento requiere internación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS