La ciudad

"Si tuviéramos el doble de cupos para los cursos, también se llenarían"

Así lo aseguró el secretario de Producción del municipio, Germán Giró, y anticipó que el objetivo es "consolidar y expandir" estos talleres.

Lunes 25 de Marzo de 2019

Año a año, sostienen desde el municipio, el programa fue creciendo acompañando el auge de la demanda. "En los distritos se está observando, en general, mayor demanda de consultas vinculadas al empleo, y esto tiene que ver con la coyuntura y la realidad económica, que es compleja y grave", indicó el secretario de Producción municipal, Germán Giró.

Las cifras respaldan esa afirmación: durante 2018, más de 1.600 rosarinos culminaron alguno de los 154 cursos gratuitos de capacitación laboral que la Municipalidad ofreció en diferentes tandas a lo largo del año, en diversos rubros y oficios, "tanto tradicionales como pensando en los empleos del futuro", describió.

Giró apuntó que los cursos involucran "una red de 20 instituciones capacitadoras con anclaje territorial". Estas van desde la Asociación Mutual de Ayuda al Prójimo (Amap) «Casa de Luxemburgo» hasta la Universidad Abierta Interamericana. El Estado local financia el salario de los profesores y los materiales.

El año pasado, por primera vez la preinscripción a los cursos se realizó de manera 100 por ciento on line y se sumaron cursos dictados en la modalidad virtual. "Centralizar la inscripción de ese modo lo impulsó y lo democratizó, porque antes se anotaban en las mismas instituciones, y terminaba yendo sólo la gente del barrio", señaló Giró.

La disponibilidad de cupos va creciendo: en 2016 fueron alrededor de 2.600 los lugares, mientras que en 2017 y 2018, ascendieron a 3.500. Este año se aspira a llegar a una cifra similar. "La idea es consolidarlo y expandirlo. Si tuviéramos el doble de cursos, también se llenarían", pronosticó el funcionario.

El proceso de inscripción tiene un sistema de lista de espera con un cupo que duplica o triplica al inicial, para que cualquier puesto que se desocupe sea llenado inmediatamente por otra persona que necesite hacer el curso. En cada tanda los preinscriptos suelen ser entre 5 mil y 6 mil, que agotan los cupos en cuestión de horas.

Giró indicó que todas las personas que culminan los talleres quedan cargadas en la base de datos del Sistema de Intermediación Laboral del municipio, que conecta a empresas que necesitan tomar personal con aquellos que participan de estos cursos y los que dejan su currículum en los distritos. "Los acompañamos en el proceso de entrevistas, que en algunos casos termina con una contratación. Por supuesto que lo que está faltando es una coyuntura económica que permita una demanda del mercado de trabajo", cerró el secretario de Producción.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});