La ciudad

Sergio Berni ratificó que los efectivos de Gendarmería se quedarán hasta septiembre

Recorrida de control. El secretario de Seguridad de la Nación caminó el barrio Ludueña y se mostró conforme con la acción de la fuerza federal. No descartó negociaciones por el regreso.

Jueves 06 de Agosto de 2015

Después de más de una hora de recorrida por el barrio Ludueña, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, se mostró ayer conforme con el desempeño de Gendarmería en la ciudad, destacó que este proceso de las fuerzas federales permitió "recuperar tranquilidad" entre los vecinos, y además ratificó al "mes de septiembre" como la fecha límite que se estipuló desde el comienzo para este operativo, aunque dejó la puerta abierta a negociaciones posteriores entre quien sea elegido presidente y las autoridades santafesinas.

"El balance que hacemos hasta el momento es muy positivo, sobre todo porque los vecinos recuperaron la tranquilidad que no tenían desde hace tiempo", apuntó Berni, quien caminó por Felipe Moré, desde Junín hasta Humberto Primo, junto al candidato a senador nacional Omar Perotti, al candidato a diputado Alejandro Ramos y al presidente de la Fundación DAR, José Pepe Scioli, para evaluar las condiciones de seguridad en contacto directo, cara a cara, con los habitantes de Ludueña.

En relación a la duración de esta misión, Berni recordó: "Cuando nos reunimos inicialmente con el gobernador (Antonio) Bonfatti y Perotti, se planteó que necesitaban un tiempo suficiente, que era hasta septiembre. Pero, viendo que la gente quiere que la Gendarmería no se vaya, y conociendo la sensibilidad que tiene el gobernador (de Buenos Aires) Daniel Scioli, seguramente, cuando sea elegido presidente, se sentará con el gobernador de Santa Fe y determinarán las condiciones a seguir".

Continuará el apoyo. "Que no tengan ninguna duda los rosarinos de que el espíritu de Scioli es seguir apoyando a Santa Fe, porque conoce su realidad, y además Perotti lo mantiene informado de todo lo que pasa en esta provincia", enfatizó.

Poniendo la lupa sobre el funcionamiento de Gendarmería en la zona, el secretario de Seguridad afirmó que "actualmente en Santa Fe hay aproximadamente 4.500 efectivos, entre las cuatro fuerzas federales. Todas abocadas a dar apoyatura a la provincia de Santa Fe".

Profundizando en el análisis, Berni puso especial énfasis en la disminución de asesinatos. "Seguimos ayudando a esta emergencia de seguridad que atraviesa la provincia de Santa Fe. Se trabajó mucho y disminuyó el delito que más preocupaba, que era el homicidio. Ahora, gracias al trabajo que estamos realizando, Rosario dejó de ser tapa de los diarios nacionales por los homicidios", subrayó el funcionario.

"Estamos muy conformes con el trabajo de las fuerzas federales, y también muy conformes con la articulación que está realizando Perotti hacia adentro de la provincia, para permitir a las fuerzas federales trabajar coordinadamente con las policías de cada lugar", se encargó de recalcar Berni, quien se hizo tiempo para aclarar que "la Gendarmería no vino a suplir las funciones de la policía, sino que vino a apoyar y ofrecer alternativas para que se generen cambios estructurales en la seguridad de la provincia".

En esta intervención, desde su comienzo se hizo referencia a que Gendarmería arribaba para llevar adelante tareas de colaboración para que se vayan formando las fuerzas locales. "Seguimos trabajando en eso, pero evidentemente hay que poner un poco más de esfuerzo. Lo nuestro es esfuerzo y responsabilidad desde la gestión", apuntó Berni.

Antes de retirarse, el secretario nacional expresó sus impresiones. "La sensación que me llevo es que estamos aportando esa cuota de aire fresco que la gente necesita para vivir con tranquilidad. Y lo que palpamos en las charlas con los vecinos de Ludueña, nos servirá para sacar más conclusiones y quizás también para plantear algunos ajustes. Lo que queremos es seguir generando cada vez más confianza en la gente. Ese es nuestro objetivo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario