La ciudad

"Ser youtuber no es un fenómeno nuevo, sino distinto"

Sebastián Castro Rojas, docente de tecnología de la UNR, dijo que los youtubers establecen "una nueva forma de relación que atraviesa al entretenimiento, el ocio, las relaciones y la educación".

Viernes 28 de Febrero de 2020

El docente de "Convergencias tecnológicas" de la Facultad de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Rosario, Sebastián Castro Rojas, da su mirada sobre los youtubers y lo caracteriza como un fenómeno "que aún no llegó a su máxima expresión" y agrega: "no es nuevo, sino distinto a lo acostumbrado". Es que para él, hay muchos mitos para derribar en torno a un tema al que considera una "nueva forma de relación que atraviesa al entretenimiento, el ocio, las relaciones y la educación".

"Es una manera de socialización individual pero con el otro: hay que estar al lado de los jóvenes para saber qué hacen. Los adultos no entendemos del todo aún cómo los jóvenes experimentan constantemente en las redes, en las pantallas, en las aplicaciones y no es cierto que esto sea sólo individual sino también es colectivo. Es un desafío para padres, educadores y la sociedad toda. Nos llenamos la boca hablando de las revolución de las tecnologías digitales, pero ya Internet no es una nueva tecnología, arrancó en los 60 y a Facebook lo usan los abuelos.

Los chicos ahora están atravesados por las TikTok: editan, hacen coreografías, experimentan con el otro, publican videos de 60 segundos de duración, hay toda una producción allí", dice el docente.

Eso sí, para Castro Rojas hay algo bien representativo de la década del '90 en los youtubers y es la inmediatez. "Los ídolos son hoy y mañana se desvanecen, es el triunfo del corto plazo, no todo tiene éxito, y la particularidad es que entre el fan y el ídolo parece no haber mediación como con la televisión, la respuesta del posteo es más inmediata, seguramente no la realiza el propio ídolo pero hay una respuesta con obicuidad del contacto porque quien sigue al youtuber lo ve desde la calle, el colegio o el baño y la hay porque también interesa la interacción en relación a los suscriptores, importa que quede registro de ese vínculo. Y también importa la empatía con el otro, el youtuber está obligado a generar y potenciar empatía".

En relación a la monetarización dijo que tampoco hay rasgos "tan nuevos". Antes imperaba el "rating, luego el 'me gusta', en cambio ahora es el algoritmo es el que marca la tendencia de suscriptores: ¿Veo lo que quiero en Netflix o Netflix me lo impone?, la lógica no varía, lo que importa siempre es la cantidad de personas que ingresan al canal".

Para él definitivamente, el canal de youtuber demuestra que "los jóvenes ya no pueden vivir sin wi fi, pero los adultos tampoco" y concluye: "Nos merecemos como sociedad un debate: hasta dónde estos cambios son una experimentación en las redes o se entra en el terreno de la explotación".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario