La ciudad

Separan a dos jefes policiales por maltratos a adolescentes en la seccional 14ª

Madrugada de terror. Otros veinte agentes de la esa seccional deberán comparecer luego de la denuncia por haber desnudado y golpeado a seis mujeres y un varón.

Sábado 31 de Agosto de 2013

El secretario de Seguridad Pública de Santa Fe, Matías Drivet, confirmó a La Capital que "el juez separó de funciones momentáneamente a los dos superiores de turno de la comisaría 14ª" por la denuncia de haber maltratado a un grupo de siete adolescentes el domingo 25 a la madrugada.

A su vez, más de 20 policías de la comisaría y del Comando Radioeléctrico deberán concurrir a Tribunales para ser fotografiados, con el objetivo de que las víctimas puedan reconocer a sus agresores. También se abrió un sumario administrativo. "Tomaremos medidas luego de que dictamine la Justicia, que consideramos está actuando con la debida celeridad que merece el caso", destacó Drivet.

En tanto, el gobernador Antonio Bonfatti puso en evidencia que el maltrato y las vejaciones parecen ser "viejas prácticas que cuesta desterrar en la policía de Santa Fe".

En la mira. Por su parte, la Justicia tomó medidas tras la denuncia de maltrato que radicaron siete jóvenes (seis mujeres y un varón) de entre 12 y 18 años en la seccional 14, Marcos Paz 6650.

El juez de Instrucción Nº 11, Hernán Postma, diligenció a su personal, que ayer se presentó en la comisaría y secuestró el libro de guardia, partes preventivos y pidió un listado con foto de todo el personal de esa dependencia.

Con el consentimiento del juzgado de Menores Nº 3, a cargo de Carolina Hernández, se ordenaron los exámenes médicos forenses para determinar las lesiones de las jóvenes que denunciaron ser golpeadas el sábado pasado tras ser interceptadas en la zona de Mendoza y Provincias Unidas.

El lunes próximo, a los chicos y al padre de una de las nenas que denunció el hecho les tomarán declaración testimonial en Tribunales.

A su vez, el juez ordenó que, mediante actuaciones complementarias, el Departamento de Asuntos Internos de la Unidad Regional II informe la nómina de todo el personal de la comisaría, el que estuvo de guardia el día del hecho y se los identifique mediante fotografías.

Los hechos. El domingo pasado a la madrugada seis chicas de entre 12 y 18 años y un adolescente de 17 fueron detenidos acusados de promover disturbios dentro de un boliche. El padre de una de las nenas denunció que fueron víctimas de un brutal trato de parte de personal policial del Comando Radioeléctrico y de la comisaría Nº 14, adonde fueron trasladadas, y aseguraron que padecieron agresiones físicas y verbales.

Es más, remarcaron que fueron golpeadas durante una requisa, obligadas a desnudarse y a estar paradas durante ocho horas. Una de las víctimas, que padece diabetes, sufrió una descompensación y debió ser internada.

Viejas prácticas. Bonfatti fue contundente al referirse a la actuación de los policías. Dijo que se trata de "viejas prácticas que cuesta desterrar en la policía santafesina".

"De comprobarse esta denuncia; es muy grave y vamos actuar con todo el peso que corresponde", señaló el gobernador. Y enfatizó: "No es la primera vez que ocurre este tipo de cosas. Pero nosotros estamos trabajando con toda la predisposición para que esto cambie de una vez, y para siempre".

El funcionario agregó que revertir esta conducta policial "llevará tiempo, porque se trata de cambios culturales que no se producen de un día para el otro. Los policías se forman, se educan. Recién vamos por la quinta camada de egresados del Instituto de Seguridad Pública, que tuvieron dos años de capacitación y un tercero para la tecnicatura", agregó en declaraciones a radio La Red.

Bonfatti apuntó a la educación de los cadetes. "Se debe agregar un cambio en los procedimientos de trabajo. Estas transformaciones son lentas y hay que hacerlas por consenso. Estamos avanzando en partir las jurisdicciones para que no haya una sola jefatura sino cinco. Seguimos con los Centros de Denuncias, que se van a inaugurar en los próximos días mediante convenios con los colegios de abogados. Lo mismo con la incorporación de tecnología, como las cámaras de video. Lamentablemente, todo esto lleva mucho tiempo y no se puede hacer como uno quisiera", reiteró.

Más control. Junto con los ajustes necesarios que deberán hacerse en materia de educación y procedimiento, Bonfatti señaló la necesidad de controlar también cómo actúan los policías. Habló de la necesidad de "hacer un seguimiento de los patrulleros para ver si circulan o no", y agregó que "también están las cámaras" para controlar.

Junto con esto, el gobernador alentó a los rosarinos a denunciar situaciones injustas. "La gente se tiene que animarse a hacer denuncias, porque hay un Estado que las escucha", prometió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario