La ciudad

Segundo día con leve baja de muertes y contagios en una Italia devastada

La península se prepara para una semana "crucial" en su batalla contra el coronavirus, que se cobró 602 vidas en las últimas 24 horas.

Martes 24 de Marzo de 2020

Mientras Italia se prepara para una semana "crucial" en su lucha contra la difusión del Covid-19, su gobierno informó ayer una leve baja, por segundo día consecutivo, en la cantidad de víctimas fatales y nuevos contagios de coronavirus, luego de que en las últimas 24 horas fallecieran 602 personas y otras 3.780 se infectaran con la enfermedad.

El titular de la Protección Civil, Angelo Borrelli, informó en conferencia de prensa que de anteayer a ayer murieron 602 personas (frente a las 651 del día previo) y otras 3.780 se infectaron con el Covid-19 (frente a las 3.957 anunciadas anteayer).

Así, la de ayer es la segunda baja consecutiva del número de víctimas y contagios tras las cifras difundidas anteayer, que habían mostrado una reducción del 17 por ciento en las muertes y de 18 por ciento en los nuevos positivos con respecto al sábado.

En esa dirección, el gobierno considera que esta es una semana "crucial" en la lucha para frenar los casos de coronavirus, en la que espera ver los "resultados" de las medidas de contención adoptadas desde hace 15 días, reforzadas con el decreto firmado anteayer por el primer ministro, Giuseppe Conte, y a las que ayer se añadió la autorización nacional al uso de drones para monitorear a la población.

"La semana será absolutamente crucial y esperamos ver una señal de inversión de tendencia", planteó el presidente del Consejo Superior de Sanidad, Franco Locatelli.

Italia, que desde el jueves se convirtió en el país con más muertos con Covid-19 en el mundo y ayer llegó a 6.072 víctimas fatales, concentra en tres regiones del norte del país (Lombardía, Piemonte y Emilia-Romaña) más de 80 por ciento de las muertes, por lo que el gobierno extremó las medidas en las últimas horas para evitar que el pico se extienda al sur.

En ese contexto rige desde ayer la prohibición de desplazamiento fuera de la comuna de residencia, y en las primeras horas de vigencia de la norma 115 personas fueron rechazadas en la estación de tren de la norteña Milán cuando buscaban viajar a la sureña Bari.

El Ente Nacional de Aviación Civil agregó ayer el visto bueno al uso de drones para monitorear los desplazamientos de la población y comprobar que cumple las medidas de restricción.

A última hora de anteayer, Conte firmó el decreto con el que busca cerrar todas las industrias que no sean esenciales, en una nueva vuelta de tuerca a las medidas ya implementadas y que fueron aumentando los controles para evitar la circulación de personas en las calles. Las nuevas medidas, que finalmente entrarán en vigencia recién mañana para que las empresas tengan tiempo de acomodarse, provocaron el descontento de sindicatos del norte del país, que reclaman "medidas más drásticas", y en algunos casos, como los metalmecánicos y bancarios, anunciaron un cese de actividades para mañana.

El gobernador de Lombardía, Attilio Fontana, anunció que "inmediatamente" comenzarán a probar entre pacientes italianos el fármaco Avigan, testeado con éxito en Japón. Pese a los pedidos de las autoridades para que se cumplan las restricciones, de acuerdo a los datos del Ministerio del Interior, la cantidad de personas que violan la cuarentena se mantiene en torno a las 10 mil por día, una cifra que atenta, según los especialistas, contra la intención de mantener controlada la difusión del virus.

Mientras los expertos calculan que la cifra de contagiados podría más que duplicar a la oficial, la región del Véneto, también en el norte, anunció un plan para poder llegar dentro de unas semanas a los 20 mil tests diarios, a la espera de poder detectar también los casos asintomáticos que juegan un papel central en la difusión del virus y que hasta ahora la administración central no tiene dentro de sus cálculos.

El director del hospital de la localidad norteña de Magenta, Nicola Mumoli, criticó con dureza que "futbolistas, actores y políticos" puedan acceder al test para determinar si son positivos al coronavirus mientras el examen se niega a los médicos de la zona más afectada por la pandemia. "Una doctora que trabaja entre pacientes afectados por el Covid-19 se enfermó, pero después de muchas llamadas a los teléfonos nacionales se le negó el examen", denunció Mumoli, mientras "en las páginas de los diarios cuentan las buenas condiciones de futbolistas, actores y políticos, a los que se les hizo el examen", criticó el funcionario, quien consideró que la situación es una "discriminación".

Futbolistas como el francés Blaise Matuidi, el argentino Paulo Dybala y su novia la mediática Oriana Sabatini y otros personajes que no cumplen tareas claves fueron sometidos a las pruebas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario