La ciudad

Seguirá detenido el hombre acusado de haber abusado sexualmente de una médica en Maipú al 2200

La Justicia rechazó el pedido de libertad que había solicitado la defensa de C. A., quien en julio de 2019 agredió sexualmente y golpeó a la mujer y cuya se detención se produjo merced a la difusión de un video donde se mostró el hecho.

Viernes 17 de Enero de 2020

La Justicia no hizo lugar hoy al pedido de libertad solicitado por la defensa de un joven de 34 años imputado por el delito de abuso sexual simple contra una médica de 35 años en Maipú al 2200, y dejó firme la prisión preventiva por el plazo de ley (dos años).

En una audiencia realizada hoy en la Oficina de Gestión Judicial del Nuevo Centro de Justicia la defensa de C. A. apeló la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley dispuesta en la audiencia de la semana pasada y solicitó la libertad del imputado, lo cual fue rechazado.

El caso trascendió luego de que la joven -Gimena Corral, de 35 años- lograra realizar la denuncia y por la divulgación de un video de la cámara de seguridad de un edificio de Maipú al 2200, en cuya entrada se produjo el hecho.

"Un testimonio de la familia creo que fue determinante para que se continúe con la prisión preventiva".

Las imágenes mostraron como el hombre la besó en la boca y tocó su cuerpo. Posteriormente levantó a la victima, que se encontraba en el suelo, caminó con ella unos pasos para luego arrojarla contra la pared del edificio golpeando su rostro contra una columna.

>> Leer más: Imputaron de abuso sexual al joven que atacó a una médica

En declaraciones a la prensa al término de la audiencia, Julián -el hermano de la médica- dijo que las sensaciones "son bastantes encontradas porque no es agradable estar acá, pero se siente un alivio dentro de todo el dolor por saber que (el imputado) va a seguir adentro y que no se le otorgó lo que la defensa pedía".

Embed

En tanto Julieta, otra hermana de Gimena, explicó en declaraciones a Canal 3 que "nos informaron ayer que la audiencia había sido pedida por la defensa de él. Ellos pedían la libertad. Había un pedido de prisión preventiva domiciliaria, lo que fue algo nuevo para nosotros. Después de la primera audiencia declararon su abuela y un tío de él. Dijeron que casi no tenían relación porque él era una persona muy violenta, que incluso había querido pegarle a la abuela y por eso lo habían echado de la casa"

"Ese testimonio de la familia creo que fue determinante para que se continúe con la prisión preventiva. Teníamos miedo de que le diera la libertad, pero sentimos alivio. Igual somos conscientes que dentro de dos años volveremos al juicio y vamos a revivir todo. Pero es algo importante y tenemos que hacerlo para que la sociedad tome conciencia de las cosas que están pasando", concluyó la joven, más esperanzada con la resolución de la Justicia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario