La ciudad

Seghezzo va al Concejo a debatir la reglamentación para los cuidacoches

El autor de la convocatoria al secretario de Control es el edil Héctor Cavallero, quien dijo que se trata de un "fenómeno complejo". El secretario de Control y Convivencia Ciudadana debatirá en el Concejo.

Miércoles 03 de Septiembre de 2014

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo, asistirá hoy al Concejo para debatir sobre la reglamentación de la actividad de los cuidacoches. El autor de la convocatoria, Héctor Cavallero, titular de la comisión de Obras Públicas, manifestó en diálogo con La Capital, que se trata de un fenómeno complejo.

"Si bien se han presentado distintos proyectos, de los cuales algunos implican la prohibición, otros la regulación y otros el registro, antes de tomar una posición, necesitamos que la Municipalidad nos garantice que la propuesta elegida se cumplirá", sostuvo Cavallero. Asimismo, agregó que la cuestión debe ser analizada en profundidad

El Concejal del PRO, Rodrigo López Molina, expresó la necesidad de restringir la actividad en determinadas zonas de la ciudad. "La problemática se ha ido agravando y masificando con el correr del tiempo. Ya no se trata sólo de personas vulnerables que buscan recursos para sobrevivir, sino que muchos trapitos suelen operar mediante grupos organizados, que utilizan mecanismos cuasi mafiosos y que lucran con estas prácticas. Considero que aún estamos a tiempo de resolver esta situación, pero aseguro que no hay otra salida que no sea la prohibición de esta actividad que se ha tornado extorsiva y tarifada", fundamentó el edil macrista.

Asimismo, agregó: "No planteamos una prohibición generalizada, sino acotada a los espacios más transitados y con mayor conflictividad, entre los que se encuentran: Pichincha, la Estación Fluvial, zonas donde funciona el sistema de estacionamiento medido y 300 metros a la redonda de lugares donde se desarrollen espectáculos artísticos o deportivos de concurrencia masiva. Es en estos lugares donde actúan las bandas organizadas apropiándose de los espacios públicos y en complicidad con autoridades que no toman medidas al respecto".

A su vez, López Molina se manifestó en contra del sistema registro de los cuidacoches: "No se resolvería ningún problema, ya que los trapitos continuarían trabajando en condiciones de vulnerabilidad. Nuestra propuesta es que desde el municipio se promuevan otras alternativas, tales como planes de inserción laboral o de capacitación en oficios".

Por otro lado, el concejal radical Jorge Boasso, consideró: "La prohibición es de imposible cumplimiento, ya que si los cuidacoches no están identificados en ningún registro, los organismos de control no podrán regular su actividad. Además, la actividad no puede considerarse ilícita. Lo que es ilegal es la extorsión".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario