La ciudad

Seghezzo dijo que además de la multa municipal, la agresión que sufrió Yorlano es un delito

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana comparó la agresión que sufrió el periodista con "Relatos Salvajes" y dijo que la película refleja "el nivel de violencia" de la sociedad.

Lunes 26 de Enero de 2015

El periodista Luis Alberto Yorlano contó hoy que el sábado por la tarde, y tras una discusión de tránsito frente a las Torres Dolfines, un hombre que se identificó como el tío de Luciana Aymar atacó su auto con el mango de un hacha y le provocó lesiones en su brazo.
 
El secretario de Control y Convivencia Ciudadana Pablo Seghezzo lamentó el episodio y recodó la escena de la película "Relatos Salvajes", donde una discusión en una ruta termina con una escalada de violencia.
 
"Relatos Salvajes no viene porque sí, estamos en un nivel de rispidez como sociedad, en Rosario y en el resto de las ciudades del país, con una violencia interpersonal muy grande, perdidas de valores, de solidaridad y mucha sensación de impunidad. Y eso va generando esta situación de agresión y violencia que la película bien refleja lo que estamos viviendo hoy", reflexionó Seghezzo a "Todos en La Ocho".
 
Para el funcionario, lo que sucedió el sábado "es un delito" ya que una cosa es la sanción municipal que le podrá caber al agresor, como multas económicas o el retiro de la licencia de conducir, y otras es el delito en sí, "porque se atacó a una persona y se le arruinó su propiedad".
 
Seghezzo se refirió además a la muerte del taxista baleado la semana pasada y destacó como "muy positiva" a la reunión celebrada ayer entre la intendencia y los gremios de los taxistas.
 
En diálogo con La Ocho, el funcionario resaltó además la necesidad de trabajar sobre el protocolo respecto del botón antipánico. "Las agencias de radiotaxis tienen la costumbre de si un taxista aprieta los que están más cerca van, pero ellos no están preparados para enfrentarse a una situación de agresividad y delito con una persona armada. Deberían esperar al 911", señaló.
 
El jueves por la noche el taxista Hugo Camilo, de 48 años, escuchó que un colega había sufrido un robo, fue a socorrerlo y en el lugar del hecho recibió un tiro en la espalda por parte del delincuente. Dos días después el chofer falleció por las heridas sufridas.
 
Seghezzo reveló que cuando comenzó a aplicarse el botón antipánico se registraban unos 300 pedidos diarios, de los cuales un 90 por ciento correspondía a errores involuntarios, por lo cual se resolvió que el alerta sale tanto en la agencia como en el 911, pero es la primera la que valida el mensaje.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS