La ciudad

Se vienen las elecciones en el Club Italiano

Se presenta una lista que busca "terminar con el estado de abandono edilicio y resguardar a la entidad de especulaciones inmobiliarias".

Domingo 17 de Noviembre de 2019

El 23 de noviembre será un día clave para el Club Italiano, porque habrá elecciones de nuevas autoridades. La institución tiene más de 100 años en la ciudad y en los últimos años ha estado inmersa en un proceso de decadencia que llevó al cierre de las instalaciones de la calle Buenos Aires 1252, por peligro de derrumbe.

   Los socios podrán elegir una nueva comisión directiva optando por una de las dos listas que se presentarán. Marcelo Castello es el candidato a presidente por la lista 2 “Somos D.A.R.I.N” y la otra opción es “votar a la dirigencia actual, que quiere quedarse con el club para hacer un negocio inmobiliario”, destacó.

   Castello manifestó además que es su deseo terminar con el estado de “progresivo abandono” institucional y edilicio que sufre el club. “Nuestra lista está conformada por gente de trabajo. Queremos acondicionar las dos sedes: la del centro y la de Alberdi. Hay mucho por corregir y administrar de la mejor manera. Nuestros padres nos enseñaron el valor de la palabra, no vamos a romper ningún contrato legal. Todos deben quedarse tranquilos. También, sabemos que lo único que siempre funcionó del club es el sector de la pileta en Alvarez Thomas, pero el club tiene mucho más para dar”, afirmó el candidato de la oposición.

   Esta lista está integrada por dirigentes de asociaciones italianas y por socios históricos. Castello indicó que la actual comisión directiva “algo hizo: circuló un proyecto para construir un edificio. Y algunos socios dejaron actuar personas ligadas a una agrupación llamada Italianos Pro, que trabajan con un concejal y un diputado provincial”.

   La primera propuesta de esta lista es convocar a asamblea extraordinaria para reformar el estatuto e introducir la prohibición de disponer de las sedes, es decir que ninguna comisión directiva pueda vender o “tirar abajo ninguno de los dos edificios”, añadió.

   Y la segunda medida consiste en dejar abierta la inscripción de socios para “todo vecino de buena voluntad que quiera formar parte del Club Italiano”. Asimismo, aseguró que “se respetará todo lo que actualmente funciona”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS