La ciudad

Se realizan las primeras pruebas de la nueva planta potabilizadora

Acto histórico. El gobernador Antonio Bonfatti pondrá esta tarde en marcha los ensayos en medio de un acto popular. La obra estará operativa en septiembre.

Lunes 25 de Mayo de 2015

Con un show que tendrá a Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale como figuras protagónicas, la provincia dará inició esta tarde a las pruebas de operación de la nueva planta potabilizadora del acueducto Gran Rosario, ubicada en Circunvalación y la ruta 11. La megaobra que permitirá sumar un cuarto más de caudal a las redes de agua potable se pondrá en marcha en septiembre, optimizando el servicio en el norte de la ciudad y las localidades de Granadero Baigorria y Capitán Bermúdez. Los trabajos demandaron una inversión de 735 millones de pesos.

La nueva planta de potabilización se presenta como "la obra más importante en los 130 años de historia de los servicios sanitarios de la ciudad", por eso aprovechando el feriado del 25 de Mayo, la megaobra abrirá sus puertas a todos los vecinos que quieran recorrerla y participar de un show de música popular.

La convocatoria arranca a las 14, en el obrador de Circunvalación y la ruta 11. El evento promete actividades recreativas para lo más chicos y shows en vivo. Después el gobernador Antonio Bonfatti dará comienzo a las pruebas operativas de la planta. Y, finalmente, el dúo Baglietto-Vitale y el grupo folclórico Los Huayra actuarán en el escenario principal.

A punto. Voceros de Aguas Santafesinas Sociedad Anónima (Assa), indicaron que las pruebas de operación de la planta comenzarán con el llenado de los piletones y, mientras tanto, se finalizará la instalación de grandes bombas de captación en el muelle de toma sobre el Paraná. En tanto, el tendido del acueducto de agua cruda hasta la planta potabilizadora está a punto de concluirse y ya comenzaron los trabajos del conducto de agua potable que irá por debajo de avenida de Circunvalación hasta la altura de autopista a Santa Fe.

Todas estas tareas estarán listas en septiembre. En su primera etapa, la obra proveerá una cuarta parte de lo que hoy produce la planta potabilizadora de barrio Arroyito. Así, sus instalaciones quedarán liberadas de llevar agua hacia el norte y se contará con mayor caudal para optimizar el servicio en el centro, oeste y sur de la ciudad.

La nueva planta, en su primera etapa, permitirá optimizar el servicio en forma directa al norte de Rosario, Granadero Baigorria y Capitán Bermúdez. Y también mejorará la provisión en el resto de la ciudad de Rosario y en Villa Gobernador Gálvez.

Inversión millonaria. La construcción del acueducto Gran Rosario fue financiado totalmente por el Estado provincial. Se trata del mayor emprendimiento en ejecución en el territorio santafesino, teniendo en cuenta que la construcción de la planta se inició hace un año.

El proyecto para dotar a la ciudad con dos plantas de producción de agua nació a mediados del siglo XX, cuando la ex Obras Sanitarias de la Nación planificó construir un acueducto exactamente en el mismo predio donde ahora se está levantando la nueva planta. Pero la iniciativa no prosperó.

La necesidad de esta obra se puso de manifiesto en los últimos años, cuando el auge de la construcción sumó edificios al macrocentro y nuevas urbanizaciones extendieron los límites de la ciudad.

Desde hace varios veranos, cada vez son más los vecindarios afectados por la falta de servicio. El aumento en la demanda del suministro pone a las redes a trabajar al límite de su capacidad, afectando la distribución en las zonas más alejadas de la planta potabilizadora. En los últimos años, Assa tuvo que asistir con cubas para llenar los tanques en una decena de barrios de la ciudad.

En diciembre pasado, integrantes de la Cátedra del Agua de la Universidad Nacional de Rosario y asociaciones barriales exigieron la intervención de la Defensoría del Pueblo para solucionar una problemática que, estimaron, aqueja a cincuenta mil vecinos de ocho barrios Rosario que no acceden siquiera a cien litros de agua potable por día, medida óptima para consumo doméstico según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De allí la importancia de la puesta en marcha de esta obra.

Un mensaje para el 2115

En la nueva planta potabilizadora se instaló un mástil de 25 metros de altura, dos metros apenas por debajo del mástil mayor del Monumento a la Bandera. En el acto de esta tarde, al lado del mástil se instalará una “cápsula del tiempo”, un receptáculo donde se guardarán distintos elementos, con un mensaje para que sea abierta por las generaciones futuras dentro de cien años, exactamente el 25 de mayo de 2115.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS