La ciudad

Se molestó al ver un auto mal estacionado y decidió esperar a su dueño para retarlo

Una ciudadana común y corriente paseaba a su mascota por las calles de la ciudad. Pero al ver al auto blanco sobre una senda peatonal apeló a un singular recurso para manifestar su enojo. 

Jueves 17 de Septiembre de 2015

Avenida Arturo Illía, un día de semana cualquiera a pleno sol. Una chica pasea su perro aprovechando las bondades del clima. Camina distendida y con la mente relajada.

Sin embargo, al llegar a la altura de calle Dorrego, la joven advirtió que un Ford Fiesta color blanco estaba estacionado sobre la senda peatonal.

En ese momento, la mujer tomó la decisión de subirse al auto, se sentó en el techo, hizo que su perrito blanco y negro se acostara en el suelo y decidió esperar a que el transgresor regresara.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS