La ciudad

"Se me cayó la pared encima"

Viernes 31 de Mayo de 2019

"Explotó todo, se me cayó una pared encima y ahí sentí que respiraba", señaló ayer Franco Jariton, un joven de 39 años que el 6 de agosto de 2013 dormía en el departamento 7º B del edificio de Salta 2141 cuando se produjo el estrago que le causó la muerte a 22 personas.

Jariton le dijo ayer a los jueces que con el tiempo se dio cuenta de que esa mañana se estaba intoxicando con monóxido de carbono. "Yo estaba durmiendo, me tenía que despertar y no podía. Apagaba el despertador cada quince minutos. Me estaba intoxicando con gas. No podés mover las piernas, se siente algo muy raro", aseguró.

En medio de esa confusión, llegó la explosión. "De repente explota, se me cae la pared encima y ahí siento que respiro", aseguró.

La onda expansiva lo arrancó de la cama y lo empujó contra una pared interna. "Por suerte no volé al vacío, porque ya no había nada y quedé contra un rincón. No se veía nada, había mucho polvillo y no entendía qué pasaba. Pensé que era un terremoto. Me quedé debajo del marco de la puerta", recordó.

Después, arrojó un dato escalofriante. "Mi habitación daba a la torre que se cayó, y ahí me di cuenta de que faltaba porque no la veía, directamente veía la calle", aseguró.

Jariton debió ser rescatado por los bomberos, que lograron bajarlo de los restos de su departamento con una escalera mecánica que pudo actuar varias horas después de la explosión, una vez que se pudo obturar el caño maestro de gas y controlar el incendio. "Fui el penúltimo en bajar, me sacaron cerca de las 12.30 ó 13. La última fue mi vecina Norma, que la bajaron en una camilla", indicó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario