La ciudad

Se inició la incorporación de oficio de las construcciones que no entraron al blanqueo

Los dueños de estas propiedades declararon las modificaciones edilicias ante el Estado provincial pero no ante el municipal.

Lunes 16 de Abril de 2018

Desde el municipio confirmaron ayer que se inició el proceso de incorporación de oficio de todas las construcciones relevadas y que no fueron regularizadas voluntariamente en el 2017 en el blanqueo fiscal, que impulsó la gestión en el marco del régimen de formalización y regularización de inmuebles que creara la ordenanza Nº9.691. Se trata de 25 mil inmuebles que suman alrededor de cuatro millones de metros cuadrados no declarados ante el municipio pero sí ante el Estado provincial.

"La decisión será concretada por zonas", confirmó la subsecretaria de Economía municipal, Margarita Zabalza, quien explicó que avanzará junto con el entrecruzamiento de información del Servicio de Catastro e Información Territorial (SCIT) provincial.

"Sus titulares fueron informados de diversas maneras por el municipio, notificándoles que se detectaron construcciones irregulares, y se les brindó un plazo por demás de prolongado para que, de forma voluntaria, accedan a regularizar sus viviendas y así gozar de diversos beneficios", señaló la funcionaria de la cartera económica.

Zabalza señaló que de los cruces de información llevados adelante con Catastro provincial, se detectaron poco más 7.800 viviendas en la ciudad que no declararon la totalidad de los metros cuadrados construidos. De la información relevada el año pasado, existirían en estas condiciones alrededor de 1.800.000 metros cuadrados no declarados al municipio.

"Se les notificó que les detectaron construcciones irregulares, y se les brindó un plazo para regularizarlas"

Los que adhirieron

Con el régimen de regularización, un poco más de 2.800 de esos inmuebles fueron regularizados, habiendo sus titulares declarado las construcciones y encontrándose ahora en proceso de presentación de los planos correspondientes.

Por otra parte, "existen casi 23.000 terrenos que actualmente figuran para el municipio como baldíos, cuando la información obtenida claramente demuestra que estamos ante «fincas», con construcciones no declaradas, el municipio estimó en esta condición un poco más de tres millones de metros cuadrados edificados y no declarados", detalló la funcionaria local. Como consecuencia del régimen de regularización, un poco más de 2.300 de esos terrenos hoy dejaron de ser baldíos para el municipio.

El régimen de regularización permitió regularizar aproximadamente 600.000 metros cuadrados a través de 5.200 declaraciones voluntarias presentadas.

Impacto

"Vale aclarar que para el municipio rosarino el registro de los datos catastrales tiene una gran importancia con impacto no sólo en materia tributaria, en particular en la tasa general de inmuebles (TGI), sino también en cuanto a la formulación de políticas para la prestación de servicios y la planificación del territorio urbano, lo cual es prioritario para este gobierno", resaltó la funcionaria de la cartera económica.

"Recordemos que la incorporación de oficio de los metros cuadrados construidos y no declarados tiene impacto directo en la TGI, que tendrá efectos retroactivos a los años no prescriptos desde que la construcción informal fue realizada", agregó. La tasa de interés actual es de un 3 por ciento anual.

A modo de caso testigo, "un baldío ubicado en el denominado radio 3, al que se le incorporó de oficio 351 metros no declarados, podría haberse ahorrado 6.828 pesos de haber entrado" al blanqueo, ejemplificó Zabalza.

En todos los casos se tratan de construcciones que el propietario declaró ante el servicio de Catastro e Información Territorial provincial, pero no ante el municipio rosarino, aclaró la subsecretaria de Economía municipal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});