La ciudad

Se fue el "invierno meteorológico" más frío de la última década

Con 1,2 grado por debajo del promedio, ocupó el 9º puesto en cuanto a temperaturas inferiores desde 1961. Junio fue el mes más gélido.

Lunes 10 de Septiembre de 2018

En Rosario, el "invierno meteorológico" que terminó a fin de agosto fue el más frío de la década, con 1,2 grado por debajo del promedio, lo que lo ubicó en el noveno puesto dentro del ránking desde 1961. Según explicó el climatólogo José Luis Stella, del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el fenómeno no fue exclusivo de la ciudad, sino generalizado en casi todo el país, donde las temperaturas dejaron a la estación como la más fría desde el 2007. A nivel local, el mes más gélido fue junio, con una mínima media de 3,5 grados (cuando el promedio es de 6). Para compensar, la primavera promete registros por arriba de lo normal, que se están evidenciando en estas jornadas.

Hay que aclarar que "invierno meteorológico" e "invierno astronómico" no coinciden. El primero se cuenta del 1º de junio al 31 de agosto, mientras que en términos astronómicos el comienzo y fin de las estaciones varía, ya que depende de la posición de la órbita de la Tierra respecto al Sol: desde esa óptica, este invierno empezó el 21 de junio y culminará el 23 de septiembre. Pero para la meteorología, el invierno fue de junio a agosto, con lo que para el SMN ya es posible elaborar estadísticas. Así, con el título de "Fin del invierno meteorológico: el más frío en 11 años", el organismo elaboró un informe sobre el trimestre.

"Tenemos la sensación de que este invierno soportamos temperaturas mucho más bajas respecto a otros años. No fue sólo una sensación: efectivamente, tuvimos el invierno más frío desde el de 2007", comienza el documento, refiriéndose a los promedios invernales del país.

Desgranando localidad por localidad, Rosario se ubicó levemente por arriba de ese promedio: en rigor, el invierno meteorológico que terminó comparte con el de 2010 una temperatura "media-media" de 9,9 grados, y un "desvío negativo" (es decir, por debajo del promedio histórico) de 1,2º.

Esa "anomalía" caracteriza al último invierno como el noveno más frío desde 1961.

Para Stella, el fenómeno se debió a una "combinación de temperaturas mínimas y máximas bajas y muy sostenidas". Por ejemplo: en Rosario, junio fue el mes más frío de este invierno: la mínima media llegó a 3,5 grados, cuando el valor histórico de ese indicador es de 6º.

En las temperaturas más bajas, julio estuvo apenas unos centésimos por encima del promedio, pero sus máximas se ubicaron por debajo. Y agosto volvió a mostrar registros muy inferiores: su media mínima fue de 4,2º, contra 6 de la serie estadística.

"No es que hubo un invierno «más largo», como dice la gente, sino que fueron tres meses de temperaturas bajas persistentes y que se sintieron mucho por la irrupción recurrente de aire frío, sobre todo después de un otoño récord en calor", explicó el climatólogo.

De hecho, el trimestre que acaba de culminar tuvo un comportamiento similar al del 2010, pero fue mucho más frío que los últimos. En 2016, por ejemplo, el mes récord en temperaturas bajas en 60 años fue mayo, final del otoño. En cambio, junio, julio y agosto "no fueron muy intensos", recordó Stella.

En todo el país

A nivel nacional, resumió el SMN, se advierte que "en los primeros diez días de junio se observaron temperaturas medias más bajas respecto de lo normal en todas las provincias argentinas, excepto en Tierra del Fuego". Esas llamadas "anomalías negativas" fueron más marcadas en el norte (este de Salta y Jujuy, y oeste de Chaco y de Formosa). Luego hubo un suave respiro con el "popularmente conocido como veranito de San Juan".

Tras ese alivio, "el frío fuerte volvió a hacer presencia en gran parte del territorio durante los primeros días de julio, demostrando que las irrupciones de aire frío son más que normales en nuestras latitudes en este mes", reza el informe del organismo.

Durante julio, sólo Formosa y Misiones mostraron temperaturas superiores al promedio, "pero esa situación no fue persistente, ya que el invierno testarudo envió poderosos frentes fríos" y el mes "culminó con temperaturas más bajas de lo normal en el centro y norte del país".

Agosto se ubicó "fuera del promedio": aunque el frío aflojó un poco en la Patagonia, "las temperaturas mínimas fueron significativamente más bajas de lo normal en el norte y nordeste argentino", señaló el organismo, con "reportes de heladas" reiteradas "en provincias como Chaco, Santa Fe y Santiago del Estero", fenómeno que "no es muy común que suceda con la frecuencia con que se dio este 2018".

Analizando la estadística, "a nivel nacional desde 2011 no había un invierno que arrojara anomalías negativas", ya que "todos los inviernos desde ese año fueron cálidos".

Desde 2007, cuando Argentina "fue escenario de gran cantidad de heladas e incluso de la histórica nevada del 9 de julio, no se registraba un invierno tan frío", sentencia el informe. De ese modo, "en el podio de los diez inviernos más fríos, 2018 quedará muy posiblemente en el octavo lugar" de la serie histórica a partir de 1961.

S.D.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario