La ciudad

Se dilata el regreso de colectivos de media y larga distancia

Las autoridades sanitarias de la provincia todavía no manejan una fecha de retorno de esos servicios. El sector reclama ayudas económicas

Martes 03 de Noviembre de 2020

Más allá de que todavía no hay una fecha concreta de retorno, el servicio de colectivos de media y larga distancia continúa envuelto en un manto de angustia e incertidumbre en la provincia. Si bien ninguna autoridad se animó a establecer plazos, la situación epidemiológica asoma como un factor determinante en los regresos de los micros. Todos especulan que si mejora el escenario sanitario, pueden llegar a surgir novedades en este tipo de conexiones.

Mientras tanto, las autoridades provinciales están monitoreando de cerca los principales indicadores estadísticos en relación a la pandemia por el coronavirus, que en esta provincia exhibe cifras en descenso, pero aún preocupantes.

En este momento, Santa Fe atraviesa una situación similar a otras provincias que están afrontando problemáticas parecidas. Pero en este marco de restricciones sanitarias y habilitaciones de servicios de transporte, es la provincia la que determina las exigencias para salir a las rutas.

Vale recordar que en la jornada de ayer volvieron los vuelos de cabotaje que conectan Rosario con Ezeiza, pero este tipo de servicio es muy oneroso para las clases que utilizan los colectivos para trasladarse y enfrentar largas distancias. Evidentemente, los bolsillos son lo que se imponen en la pulseada por la elección en el tipo de viaje.

Según pudo averiguar este diario, todavía no se maneja ninguna fecha para la vuelta de estos micros. La única referencia que asoma en el horizonte es el inicio formal de la temporada turística, que en la región se lanzará el 1º de enero.

Hasta ese mojón temporal, algunos entienden que puede surgir rápidamente la habilitación por los colectivos, mientras que otros especulan que se puede seguir demorando, sobre todo por la poca cantidad de pasajeros que se animaría inicialmente a efectuar estos traslados, y además porque el sistema necesita de un importante apoyo económico estatal, ya sea de la Nación como de la provincia, que hasta ahora no está garantizado.

Entre noviembre y diciembre podrían surgir novedades, pero son cada vez más los escépticos en relación a una rápida puesta en funcionamiento del servicio de micros, tanto de media como de larga distancia.

Una situación crítica

“Es una situación más que complicada. Salir hoy, es a pérdida total. Primero porque la gente está muy temerosa y Santa Fe es una provincia que recién está empezando a descender de un nivel alto de contagios. Además, en esta época hay poco movimiento en los traslados que no son turísticos. Por eso, no creo que esto se empiece a mover para las fiestas”, remarcó Roberto Caruso, presidente de la Cámara Empresaria del Transporte Multimodal (Cetram).

Y se encargó de subrayar: “Lo que está claro es que para salir a trabajar vamos a necesitar ayuda del Estado”.

Caruso recordó que hace poco “tuvimos una entrevista virtual con Osvaldo Miatello (secretario de Transporte de la provincia), y le planteamos la alternativa de volver a trabajar con algunos servicios de emergencia. Ahí nos contestó que todavía está esperando la autorización para los servicios nacionales, para ver cómo se implementa el ingreso a cada provincia, que tiene legislación propia, y se formalizan las autorizaciones dentro de su territorio”.

En ese sentido, el dirigente puntualizó que “las terminales de ómnibus dependen de las Intendencias, con lo cual se forma un escenario de muchas dificultades”.

Desde el sector, luego de ese encuentro virtual quedaron con la sensación de que recién después de que inicien los servicios nacionales, ese efecto podría trasladarse a las provincias.

“Estamos esperando la autorización, pero tenemos en claro que necesitamos una ayuda muy importante. Algunos funcionarios nos prometieron algún tipo de asistencia, pero hasta ahora no tenemos ninguna certeza”, resaltó Caruso.

Y finalizó: “Esto se va a poner cada vez más complicado. No sabemos qué va a pasar con los subsidios, hay una diferencia de atención enorme con Buenos Aires (Capital y Amba), y la situación para las provincias es realmente muy crítica”.

Volvieron los vuelos

Este lunes fue muy especial en el Aeropuerto Internacional de Rosario. Es que después de las autorizaciones del Ministerio de Transporte Nacional y del gobierno de la provincia, retornaron los vuelos de cabotaje. Una semana después de lo previsto inicialmente, el vuelo 2720 de Aerolíneas Argentinas conectó la aerostación local, con el Aeropuerto Internacional de Ezeiza (debido a que Aeroparque está cerrado por remodelaciones), triangulando con Santa Fe.

Cumpliendo con todas las exigencias sanitarias establecidas en el marco de la pandemia, y con la presencia de autoridades provinciales (entre ellas la ministra de Salud, Sonia Martorano, y el secretario de Turismo, Alejandro Grandinetti), municipales y del aeropuerto rosarino, el servicio aéreo se cumplió sin ningún tipo de inconveniente. Con muecas de entusiasmo y optimismo detrás de los barbijos, y acatando todas las indicaciones de cuidados sanitarios, los pasajeros comenzaron a aprovechar esta conexión.

Si bien hubo pocos trasladados (en el mediodía de ayer llegaron a Fisherton 12 pasajeros y partieron 19), las autoridades del AIR destacaron que en las próximas semanas, se podrían sumar otros servicios y destinos, incluso internacionales.

“Estamos comenzando una etapa experimental”, confió Eduardo Romagnoli, presidente del directorio del Aeropuerto Internacional Rosario. “Hay ofertas de vuelos que estamos conversando con las aerolíneas. Ya tenemos confirmado Rosario-Neuquén para enero. Y también hay una ruta internacional con Copa para diciembre”, anticipó.

“Estos son vuelos comerciales que están permitidos solamente para personal esencial, y personas con tratamiento médico. No son vuelos turísticos”, subrayó Romagnoli, y recordó que “únicamente las personas con ticket podrán ingresar al aeropuerto, y deberán cumplir con un estricto protocolo sanitario y de control. Es por eso que le sugerimos a las personas que lleguen con tiempo y con toda la documentación”.

A su turno, la ministra Martorano indicó que “estamos nuevamente acompañando el trabajo de nuestro aeropuerto. Estuvimos cuando comenzó el diseño de los protocolos y les puedo garantizar que se han cumplido exitosamente. Podemos estar orgullosos de este trabajo, ya que los protocolos diseñados aquí se han tomado como modelo a nivel nacional”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS