La ciudad

Se aleja la presunción de que el auto de Paladini haya recibido un piedrazo

Así lo indican las nuevas pericias de Gendarmería. Hoy se cumplen seis meses del accidente que desembocó en la muerte del empresario en Circunvalación y acceso a autopista a Córdoba.

Jueves 12 de Marzo de 2015

A seis meses del accidente en el que falleció el empresario Juan Alberto Paladini, los resultados de nuevas pericias realizadas por la Gendarmería parecen alejar la presunción de que un objeto arrojado al parabrisas del automóvil haya desencadenado el vuelco producido en la avenida de Circunvalación y el acceso a la autopista a Córdoba. “Por ahora no hay indicios que el coche haya recibido un piedrazo”, afirmaron fuentes cercanas a la fiscalía que investiga el caso. De todas formas, aclararon que aún se espera el resultado de otras pruebas y las conclusiones que pueda arrojar la reconstrucción del hecho.
  Desde septiembre pasado, la investigación del deceso del empresario frigorífico se desliza entre dos hipótesis. En un primer momento, el accidente se vinculó con una mala maniobra al volante, en un día de densa llovizna, calzada resbaladiza y escasa visibilidad. Sin embargo, su familia relacionó el siniestro a un hecho de inseguridad, asegurando que la pérdida de control del coche fue generada por un “ladrillazo en el parabrisas que lo hizo perder el control del vehículo”, según denunció a escasos días del hecho su nuera, la modelo Rocío Guirao Díaz.
  Las primeras pericias realizadas por la policía provincial no dieron cuenta de la existencia de impactos originados en el parabrisas desde el exterior del Audi R8 siniestrado. Sin embargo, un informe preliminar de las pruebas realizadas por Gendarmería Nacional advirtieron que de los tres impactos que ostentaba el vidrio del coche, dos habían sido realizados desde el exterior.
  No obstante, en las últimas semanas la fiscal adjunta de la Unidad Especial de Homicidios, Mariana Prunotto, recibió los informes de los hisopados tomados en la parte interna y externa del parabrisas que, según indicaron fuentes tribunalicias, no dieron cuenta de una concentración de sustancias extrañas que permitiera identificar la existencia de un objeto contundente que habría sido arrojado al vehículo.
  La familia del empresario recibió copias de los mismos informes.

Nada se descarta. Desde la fiscalía que conduce Prunotto evitaron ayer realizar valoraciones sobre una investigación que “aún está en marcha”, aclararon.
  “Los análisis no arrojaron un indicio contundente de que el coche haya recibido un piedrazo, pero aún no se puede descartar ninguna hipótesis”, sostuvieron fuentes cercanas. Y advirtieron que todavía se espera el resultado de nuevas pruebas. “Recién entonces habrá certezas”, afirmaron.
  La reconstrucción del accidente que le costó la vida al empresario es una de esas pericias pendientes. Su realización, depende de que la fuerza federal complete las pericias encargadas por la fiscal.
  
Mordió la banquina. El accidente que desembocó en la muerte de Paladini ocurrió el 13 de septiembre, a las 17.15, cuando el vehículo que manejaba mordió la banquina y terminó en una zanja en la avenida de Circunvalación, en sentido norte-sur, a unos 200 metros del acceso a la autopista a Córdoba. En la zona no hay cámaras de seguridad ni se encontraron testigos que pudieran dar cuenta de la mecánica del siniestro.
  Como consecuencia del vuelco, el cuerpo del empresario de 64 años salió despedido del habitáculo, por lo cual se especuló con que no llevaba puesto el cinturón de seguridad, o bien que el dispositivo pudo haber fallado.
  La empresa Audi realizó peritajes en la computadora que el auto siniestrado tiene en su interior. La revisión del equipo no arrojó más que la hora en la que se produjo el hecho, de modo que fue imposible corroborar la velocidad que llevaba el rodado en ese momento, entre otros detalles.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS