La ciudad

"Se acható la curva de casos de coronavirus en la provincia", aseguran

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, anticipó que a partir de los primeros datos desde el inicio de la última etapa de aislamiento, "se acható la curva de casos de coronavirus en la provincia" y que el gobierno provincial evalúa la posibilidad de pasar a fase dos.

Viernes 10 de Julio de 2020

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, anticipó que a partir de los primeros datos desde el inicio de la última etapa de aislamiento, "se acható la curva de casos de coronavirus en la provincia" y que el gobierno provincial evalúa la posibilidad de pasar a fase dos.

"Por la información que tenemos hasta el momento, que es preliminar, la velocidad de ascenso de los casos se detuvo, no es que dejó de crecer sino que se acható la curva, está subiendo todavía pero a mucho menos velocidad", sostuvo ayer Kreplak.

Y agregó que "si bien esto no es una conclusión, nos haría pensar que puede ser que si de acá al 17 (de julio) esto se sostenga, podamos pasar de fase uno a fase dos, pero no lo podemos asumir ahora porque para eso acordamos esperar a los 15 días".

Keplak aclaró que todos los datos que tienen hasta el momento son preliminares, pero que igualmente permiten ver que la decisión de los gobiernos nacional, junto con el bonaerense y el de la Ciudad de Buenos Aires, de aumentar las restricciones a partir del 1º de julio en la región metropolitana, donde se registra el mayor foco de contagio de coronavirus, hizo que la curva de nuevos casos se achatara.

"Nos faltarían dos o tres días más para saber si esta es una tendencia real, y de esa manera uno podría decir «cumplimos el objetivo» y probablemente no se pueda seguir en la fase uno, pero tampoco estamos diciendo "se redujeron los casos o pasó la pandemia ni nada de eso»", aseguró Kreplak al hablar por radio Continental.

El viceministro de Salud bonaerense señaló que las mayores restricciones en el aislamiento social, preventivo y obligatorio provocaron "una caída objetiva en la movilidad, no sólo en el transporte público sino también en los barrios, y eso nos permite saber que hay menos posibilidad de contagios y si además vemos la curva, vemos que está achatándose un poco".

De todos modos, Kreplak admitió que estas restricciones "se cumplen menos que en la primera cuarentena, pero mucho más que antes del 1º de julio" y agregó que "desde el ministerio también preveíamos que esto podía pasar".

Sin embargo, dijo que "el aislamiento permitió que Argentina tenga una tasa de letalidad por debajo de los mejores indicadores mundiales, estamos por debajo de 2 a nivel país y 1,8 en la provincia, y eso se debe a que todavía no se colapso el sistema de salud. En Europa, cuando todo se complicó, la tasa de letalidad era del 10 por ciento. Por eso tenemos que sostener esta victoria".

"La velocidad de ascenso de los casos se detuvo, (...) está subiendo, pero a mucha menor velocidad"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario