La ciudad

Saquearon una escuela en zona sur y se llevaron cinco inodoros y la bomba de agua

Sucedió en la Nº 1.367 Raúl Domínguez, ubicada en avenida del Rosario 3655. Las clases estaban suspendidas por falta de agua. Esta tarde podría conseguirse una bomba nueva.

Martes 19 de Mayo de 2015

Una escuela de la zona sur de Rosario fue saqueada este último fin de semana por delincuentes que se llevaron de todo, incluso los cinco inodoros del baño de varones y la bomba de agua. Por esa razón, las clases están suspendidas. El robo tuvo lugar en la Escuela Nª 1367 Raúl Domínguez, ubicada en avenida del Rosario al 3655.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, la directora del establecimiento, Fabiana Escalante, afirmó que los delincuentes ingresaron luego de abrir dos boquetes, y confirmó que por el momento no se dictaban clases.

"Al no tener agua, se hace difícil especialmente en estos días de calor y por la cuestión de higiene. Calculamos que para la tarde podríamos retomar las actividades; estamos haciendo gestiones para que nos instalen una bomba de agua", agregó la directora.

La docente dijo que la sustracción del aparato hizo que los tanques ubicados en la parte superior del establecimiento, que son los que distribuyen el líquido a todo el edificio, no pudieran ser recargados.

"Aguas Santafesinas no nos llena los tanque de arriba, sólo la cisterna que está abajo. Al no tener bombas no podemos enviar agua al resto de la escuela", agregó.

La directora dijo que la escuela "siempre sufrió hechos vandálicos. Haces unos años que no nos atacaban, pero tuvimos que poner rejas en toda la escuela. Además tenemos sistema de alarmas en el edificio. El único sector que no tenía alarma eran los baños, porque nunca pensamos que nos iban a robar en ese lugar", afirmó.

"La gente del barrio no se quiere meter porque tiene miedo a las represalias. El problema es que hay mucha droga en el barrio. Ese tema en chicos muy pequeños ya se ve y eso los lleva a delinquir", destacó la docente.

Fabiana dijo que a la escuela concurren chicos cuyas familias están cruzadas por la problemática de las drogas. "Uno trata de llevarlos para adelante, tratar de contenerlos y de guiarlos dentro de lo posible. Ellos están sólo cuatro horas en la escuela, el resto del día están en la calle. Por suerte, ahora tenemos jornadas ampliadas para alumnos de cuarto a sexto que se quedan hasta las tres de la tarde en la escuela", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS