La ciudad

Santa Fe pone reparos a firmar el Pacto Fiscal por más fondos al transporte

La gobernación advirtió que hay "desconfianza" con el macrismo por "reiteradas promesas incumplidas". Igual buscan cerrarlo.

Viernes 12 de Octubre de 2018

La provincia puso reparos a la firma del nuevo pacto fiscal a cambio de recibir mayores fondos para el transporte público de las principales ciudades de Santa Fe. Desde la Gobernación aclararon que la propuesta nacional que trascendió no fue girada oficialmente a la Casa Gris y por ende no podían opinar formalmente sobre la propuesta. Y recordaron que el macrismo "ha incumplido varias promesas" con la gestión que encabeza Miguel Lifschitz, desde el pago de la deuda por el fallo de la Corte hasta obras que no arrancaron no se demoraron demasiado.

En la recta final de las negociaciones en torno al proyecto de presupuesto 2019, el gobierno nacional aspira a sumar el apoyo de casi todas las provincias del país. Y todavía falta que ponga su rúbrica Santa Fe, entre las jurisdicciones de peso económico y político.

Para convencer a Lifschitz, que hasta ahora se manifestó en contra de suscribir el nuevo pacto federal, la Nación deslizó que ofrecería girar fondos para el transporte urbano de las principales ciudades de la provincia. De esta forma se buscaría compensar el impacto de la quita de subsidios.

La propuesta de la Casa Rosada incluye flexibilizar el pacto fiscal 2017 que exigía bajar el impuesto provincial a los sellos. Y recibir fondos coparticipables de la suba de bienes personales de propiedades de argentinos en el exterior, el impuesto a las ganancias a cooperativas y mutuales, y la suspensión del pago del impuesto al cheque a cuenta de otros tributos.

También "se restablecería el fondo sojero mitad para la provincia y mitad para los municipios". Como no alcanza esa masa para cubrir el ajuste federal se sumará un fondo nacional de unos 12 mil millones de pesos anuales a repartir entre las principales ciudades del país.

"Nos enteramos de la oferta del gobierno leyendo el diario, nadie nos había girado nada oficial ni extra oficialmente", dijo a LaCapital un funcionario del gabinete santafesino.

"No sería serio opinar públicamente de algo que todavía no nos trasladaron, pero estamos dispuestos a analizarlo, hacer en todo caso una contra oferta y tratar de llegar a un acuerdo", agregó.

En la gobernación reconocieron que aspiran llegar a un entendimiento para que lleguen recursos nacionales para el transporte público de Rosario y la ciudad de Santa Fe.

"El impacto de la quita de subsidios nacionales es muy fuerte. No se puede trasladar a los usuarios esa eliminación de aportes nacionales porque el boleto se iría por las nubes y nadie se subiría a los colectivos", indicaron.

De todos modos, plantearon ciertos reparos para firmar a libro cerrado un nuevo acuerdo con la gestión que encabeza Mauricio Macri. "La verdad es que hay cierta desconfianza producto de muchas promesas del gobierno nacional para con Santa Fe que no se han cumplido", resaltaron.

En ese sentido enumeraron: "Se había acordado en el pacto fiscal del año pasado que para el 31 de marzo de este año debía consensuarse un plan de pagos de la deuda por coparticipación mal liquidada reconocida por el fallo de la Corte Suprema y todavía no hubo avances. Tampoco se avanzó con la autopista a Rufino por la ruta 33 que ahora dicen será autovía y demorará varios años".

También aludieron a los escasos fondos "discrecionales" que la provincia recibió del Tesoro en tres años de gestión de Cambiemos, un reparto que para el socialismo "castiga" la postura autónoma de Lifschitz en la relación con Macri.

Con esa distancia, en Santa Fe se tomarán su tiempo para ponerle la firma al pacto fiscal 2018.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario