Pandemia

Santa Fe: los pacientes críticos con coronavirus pueden estar acompañados por una persona 

Profesionales, políticos y familiares estaban pidiendo con urgencia que "nadie muera solo". Qué determina el decreto provincial. ¿Se está cumpliendo en los hospitales rosarinos?

Viernes 02 de Octubre de 2020

Morir solo. Esa es una de las tragedias que impone la pandemia de Covid-19. Por el alto nivel de contagiosidad del virus y la necesidad de proteger a los familiares y a otros pacientes, y para evitar la circulación de personas en los sanatorios y hospitales, las personas que se contagiaron y tienen un cuadro grave e irreversible pasan sus últimos días en soledad, sin una mano querida que los acaricie, sin la última mirada. Ante este panorama desolador y complejo de resolver en la práctica surgieron en el último mes proyectos de diputados y concejales rosarinos pidiendo que se encare el tema. Agrupaciones de psiquiatras y psicólogos de la ciudad alzaron su voz al respecto, se reunieron entre ellos, debatieron, buscaron caminos alternativos y lo hicieron público. Y desde ya también se escuchó el ruego desesperado de muchas personas que no pudieron acompañar, ni siquiera ver, a su ser querido en sus últimos momentos.

Un anexo del decreto provincial 0984 (fechado el 21 de septiembre) habilita el acompañamiento, teniendo en cuenta una serie de situaciones.

Y aunque este documento ampare el derecho de las familias lo cierto es que con un número de casos tan elevados y el sistema de salud casi al límite, sólo se está permitiendo ingresar a una persona del entorno en casos excepcionales.

Leer más: El secretario de Salud reveló que en la provincia los casos podrían trepar a 80 mil

El 27 de agosto pasado La Capital publicó una nota en la que se mencionaba que algunas instituciones médicas privadas estaban permitiendo que personas en grave estado de salud, con o sin coronavirus, no estén solas en un momento tan difícil. Pero los profesionales aclaraban que eso era posible porque los casos de coronavirus no eran tantos y aún había posibilidades en cuanto a los recursos edilicios y humanos de permitir este acompañamiento. En este momento algunos sanatorios lo permiten, con restricciones, otros directamente no, aunque el decreto alcanza tanto al sector público como privado.

Hace un mes, los médicos aclaraban que iba a ser difícil de implementar esta modalidad de darse una ocupación alta del sistema de salud.

En los hospitales públicos rosarinos (el Heca es el que tiene pacientes críticos con Covid) sigue permitiéndose en muy contadas ocasiones que los internados reciban la visita de un ser querido y sobre todo en casos en los que se trata de personas dependientes por su edad o enfermedades previas y en sala general. En los efectores provinciales están ajustando los protocolos y evaluando la situación de cada institución para facilitar el acceso de una persona por paciente en estado crítico.

Leer más: El pueblo de Santa Fe que se convirtió en una "fortaleza" donde no entró el Covid

Detalles del decreto

El protocolo de acompañamiento al paciente terminal durante la pandemia Covid-19 indica:

- Si un paciente con coronavirus es declarado como "crítico" por el equipo médico tratante se notificará a sus personas allegadas a los fines de que puedan acompañarlo.

- Se procurará que sea, si la infraestructura de la institución lo permite, en una sala privada.

Los requisitos para el acompañante son:

- Ser mayor de 18 años y menor de 60.

- Gozar de buena salud en general.

- No tener factores de riesgo o sospecha de coronavirus.

- Firmar un consentimiento informado donde se aclare el riesgo potencial.

El tiempo de acompañamiento, dice el decreto, "será definido por las autoridades de la institución sanitaria donde el paciente se encuentre internado con el asesoramiento del Equipo de Epidemiología del Ministerio de Salud".

"Si el acompañante se identifica como persona con Covid-19 o tiene la sospecha de ser positivo deberá ser sustituido por otra persona (excepcionalmente se permitirá su acceso si no hay quien lo reemplace)".

La tanatóloga Carla Calvi señaló oportunamente a ese diario: "Morir solo no es una novedad en nuestro país" y es más que necesario "exponer este tema", aún cuando hay leyes en la Argentina que amparan a las persona en este sentido, pero que en la práctica no se cumplen necesariamente.

"Muchas unidades sanitarias no están preparadas para que las personas, adultos o niños, puedan morir acompañadas; no todo el personal de salud está capacitado para guiar y sostener a alguien que va a morir o que transita una enfermedad grave", amplió.

Y puntualizó: "La muerte es una situación donde hay derechos y hay que fomentar el derecho a no morir solos, con o sin Covid-19".

A nivel nacional ya estaba determinada desde agosto a través del Ministerio de Salud una guía para acompañar a enfermos de Covid-19 en la que se destacan una serie de pautas, especialmente destinadas a que los pacientes con mal pronóstico no estén solos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario