La ciudad

Sancionarán a los taxistas que no prendan el aire acondicionado

La Dirección General de Transporte de la Municipalidad lanzó un operativo de control que apunta a mejorar el servicio de taxis. Más de 50 inspectores efectúan registros sorpresivos en distintos lugares de la ciudad durante las 24 horas. Exigen que los autos lleven el aire acondicionado prendido, que los relojes funcionen con la tiquetera y que el chofer vista en forma decorosa. ..

Lunes 21 de Enero de 2008

La Dirección General de Transporte de la Municipalidad lanzó un operativo de control que apunta a mejorar el servicio de taxis. Más de 50 inspectores efectúan registros sorpresivos en distintos lugares de la ciudad durante las 24 horas. Exigen que los autos lleven el aire acondicionado prendido, que los relojes funcionen con la tiquetera y que el chofer vista en forma decorosa. El funcionario a cargo del área, Mariano Savia, remarcó que “el taxi es un servicio público y debe brindar a los pasajeros la mejor atención”.
  ¡Basta de calor! Ahora en los taxis los pasajeros podrán recuperarse del bochorno y disfrutar del traslado con una temperatura agradable, siempre y cuando los choferes cumplan con las exigencias de la Dirección General de Transporte municipal. Desde allí se recordó que es un derecho del usuario exigir al chofer que prenda el equipo de aire acondicionado y, si esto no se cumple, también se puede denunciar la infracción.
  Justamente en este requerimiento, además de otras cosas, hacen hincapié la media centena de inspectores de Transporte que desde la semana pasada pululan por las paradas de taxis con el objetivo de “cambiarle la cara al servicio”.
  “Los usuarios tienen derecho a que el taxista los lleve con el aire prendido”, aseveró el titular del área municipal. “Y los choferes que no lleven la refrigeración encendida serán citados a nuestras oficinas para hacer su descargo”.
  Las medidas son inflexibles y Savia explicó por qué. “En los últimos años se renovó considerablemente la flota de taxis y remises y estos autos vienen con aire acondicionado. De 3.800 autos que conforman la flota sólo 130 son viejos y por lo tanto podrían no tener aire”, señaló Savia.
  A estos se suman las 500 chapas nuevas que cuentan con aire acondicionado y sistema de seguridad GPS.

Sanciones. Si uno de los inspectores detecta que un auto no tiene el equipo de aire acondicionado en funcionamiento labra un acta con una prórroga hasta fin de mes. Durante ese tiempo el chofer deberá presentarse cada 10 días a las oficinas de la Dirección General de Tránsito (Ovidio Lagos y Pellegrini) y demostrar que está haciendo los trámites necesarios para instalar o arreglar el equipo. De esta manera, la repartición se asegura de que no falten coches en la calle.
  Los inspectores (que no son los de Tránsito, sino que van vestidos con una camisa gris) también están controlando que los relojes de los coches funcionen correctamente y que estén en condiciones de entregar los tickets. Si se comprueba que hay una infracción, el caso se remitirá al tribunal de faltas.
  Además se verifica que el vehículo cuente con todos los elementos de seguridad, como matafuegos, rueda de auxilio o balizas. “En el caso de incumplimientos en esta materia podría quedar la chapa en caución”, aseveró Savia. Y se presta atención al atuendo de los choferes (ver aparte).
  Para Savia tiene que quedar claro “que los taxis y remises son un servicio público” y como tal debe acatar reglas y normas de funcionamiento. Algo que, muchas veces, en la calle no queda del todo claro.

Humanidad. Desde la Municipalidad se están dictando cursos para conductores de taxis, para capacitar a los choferes en cuestiones técnicas “pero también de humanidad”, apuntó el director de Transporte, Mariano Savia. Ya se incorporaron módulos para que los choferes sean más solícitos con los pasajeros y brinden un mejor trato.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario