La ciudad

Salud pública rosarina: denuncian colapso y reclaman por más personal

Lo señaló Antonio Ratner, secretario adjunto del sindicato, quien destacó hoy que hace mucho tiempo que se viene realizando este reclamo a las autoridades pero que no han obtenido respuestas. Sobre todo destaca la falta de enfermeros y mucamas. En tanto, en el Heca se realizó una asamblea donde se denunció públicamente la situación.

Viernes 23 de Enero de 2009

 Rosario-  Lo señaló Antonio Ratner, secretario adjunto del sindicato, quien destacó hoy que hace mucho tiempo que se viene realizando este reclamo a las autoridades pero que no han obtenido respuestas. Sobre todo destaca la falta de enfermeros y mucamas. En tanto, en el Heca se realizó una asamblea donde se denunció públicamente la situación.


"Estamos denunciando el colapso en la salud pública municipal. Lo que ocurre es la gran falta de personal en la red de salud local y se está perdiendo la calidad de atención hacia los ciudadanos. Acñá se atyiende toda la poblaci´`on de Rosario, el Gran Rosario y de otras provincias. Aquí no se repone el personal jubilado y el que fallece, tenemos un alto índice en trabajadores que están en riesgo de salud laboral. Tenemos el 10 por ciento de la planta de empleados que está con parte por enfermedad de corta y larga duración", señaló hoy uno de los participantes de la asamblea.

En tanto, esta mañana, el secretario adjunto del sindicato de trabajadores municipales indicó que "a través de los años, por razones lógicas como jubilaciones, se va yendo personal especializado dentro de los hospitales y esto se nota cada vez más ante la demanda del usuario sobre la salud pública. Se da entonces que el mismo personal tiene que salir a explicarle al vecino de que la salud pública rosarina se mantiene en pie gracias al esfuerzo de médicos, camilleros, mucamas, personal administrativo. Esta es una demanda permanente a las autoridades y todavía no hay respuestas. Sobre todo falta personal de enfermería y mucamas".

"Esto ha llevado a tercerizar algunos servicios y éstos, ante la falta de pago, decaen muchísimo. Por eso como hay un compromiso de los trabajadores con la salud estamos alertando al vecino que se acerca al hospital que se está atendiendo al límite de la condición humana de trabajo. Hay hospitales colapsados con más personas que requieren servicios en el hospital público y el personal no alcanza. Incluso hay enfermeros y mucamas que trabajan hasta 12 horas y no alcanza. Por eso advertimos a las autoridades municipales de que es necesario reponer personal", agregó el sindicalista en diálogo con Radio Dos.

Ratner destacó que dentro de la planta de efectivos del municipio no existe el personal idóneo y que hay que buscar personal específico, tal el caso del sector enfermería. "Todo esto deteriora el servicio y eso es lo que se alerta. es como la política de la frazada corta. Esto es en general, pasa en el Carrasco, en el Sáenz Peña, en el Heca, en el hospital de Niños, en dispensarios".

"Nosotros también notamos esa demanda en los dispensarios, que deberían estar abiertos las 24 horas. pero esto necesita cuatro turnos de personal y eso no se da", agregó.

El gremialista negó que se esté aprovechando el conflicto generado por la suba de la TGI y la justificación del intendente de que se incrementarán los gastos en polìticas sociales. "No, si esos incrementos van a políticas sociales no queremos que el intendente deje de lado los hospitales, donde faltan insumos. Tenemos quejas de empresas que  prestan servicios dentro de los hospitales donde están dos y hasta tres meses sin cobrar. Pero hoy lo que más se requiere es personal. Pero ojalá que destine a políticas sociales lo que se está recaudando en tasas".

"Un ejemplo es el Heca, donde en el viejo edificio de calle Sarmiento y Virasoro, sobre una superficie de 1.000 metros cubiertos trabajaban en su momento 1.000 trabajadores. Hoy tienen 20 mil cubiertos y siguen con los mismos 1.000 trabajadores. O sea, se inauguran salas y servicios. En buena hora, pero también hay que dotarlos de personal. Si no, tienen que cerrar las puertas y corren el riesgo de dejar de prestarse".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario