La ciudad

Salarios: Ratner dice que el municipio quiere "dar lástima y así no va"

El secretario adjunto del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, Antonio Ratner, dijo hoy que por el momento no hay novedades con relación a un posible diálogo con el municipio para intentar acercar posiciones en el conflicto salarial que mantienen. Pero aclaró que “esta situacion de querer dar lástima no va” y dijo que el único lugar para discutir es la paritaria y no pidiendo la conciliación obligatoria.

Jueves 02 de Octubre de 2008

Rosario- El secretario adjunto del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, Antonio Ratner, dijo hoy que por el momento no hay novedades con relación a un posible diálogo con el municipio para intentar acercar posiciones en el conflicto salarial que mantienen. Pero aclaró que “esta situacion de querer dar lástima no va” y dijo que el único lugar para discutir es la paritaria y no pidiendo la conciliación obligatoria.

Los trabajadores municipales cumplen hoy su segunda jornada del paro por 48 horas en reclamo de un aumento salarial del 10 por ciento, mientras se especula con que se pueda dictar la conciliación obligatoria en el conflicto. Los trabajadores confían en que se llame a una nueva mesa de negociación paritaria mientras que desde la Municipalidad se insiste en que se levante el paro para volver a dialogar.

En declaraciones a LaCapital.com.ar, Ratner -al ser consultado sobre si había habido avances en las últimas horas con relación a una posibilidad de diálogo con el municipio- señaló que “estamos igual. Hubo algunos intentos de acercamiento pero el municipio tiene que entender que la paritaria es el único lugar de discusión y no pidiendo la conciliación obligatoria. Y allí no sólo se discuten salarios sino condiciones de trabajo”.

Ratner amplió que “los intendentes del departamento Constitución se suman al paro junto a los trabajadores porque quieren mas coparticipación de parte del gobierno provincial. Entonces, que Rosario haga lo mismo y apoye esa pelea. Además tengo entendido que en el departamento General López acaba de otorgar un 10 % de aumento. Entonces esa situación de querer ponerse como víctima (de parte del municipio rosarino) no va”.

“Lo que pasa es que Rosario no quiere tener problemas con la provincia y entonces dice que no tiene dinero para pagar los sueldos. Entonces dice que para pagar tiene que recortar presupuesto y dejar de hacer obras. Y es siempre lo mismo. Pero el municipio no puede decidir por sí sólo pedir la conciliación obligatoria”, indicó.

Mientras el acatamiento a la medida es total, según indicaron fuentes gremiales, tanto el intendente Miguel Lifschitz como el secretario de Hacienda municipal, Fernando Asegurado, siguieron insistiendo en que el conflicto no tiene que ver con una cuestión de “no querer” sino de que “no hay fondos” para afrontar el 10% solicitado. En tanto, insisten con que ya se han otorgado importantes aumentos en lo que va del año al sector.

Por su parte, los trabajadores –si bien reconocen que la situación de los municipios y comunas no es la mejor-, sostienen que la inflación les ha “comido” el salario y que necesitan recomponerlo.

Por lo pronto, para la semana próxima está previsto un paro de 72 horas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario