La ciudad

Rosúa: "El intendente de Rosario debe ser el jefe de la policía de prevención"

El ex concejal y dirigente del Movimiento Evita Fernando Rosúa se refirió al pedido de Mónica Fein sobre conseguir la autonomía municipal para crear una fuerza policial para combatir delitos menores.

Miércoles 29 de Agosto de 2012

El ex concejal y dirigente del Movimiento Evita Fernando Rosúa se refirió al pedido de la intendenta rosarina sobre conseguir la autonomía municipal para crear una fuerza policial orientada a combatir delitos menores.

Rosúa fue contundente al afirmar que "el intendente de Rosario debe ser el jefe de la policía de prevención de la ciudad, quedando en la órbita provincial áreas que requieren la centralización de la planeación y ejecución de acciones, como las áreas de análisis de delitos complejos o las Tropas de Operaciones Especiales".

El ex edil justicialista fundamentó su pedido en que "desde hace tiempo venimos sosteniendo la necesidad de rediseñar la organización de la policía de Santa Fe, y la municipalización de parte de su estructura es una de las posibilidades que siempre vimos como uno de los mejores caminos para un cambio institucional democratizador, profesionalizador y receptor de las demandas populares sobre la fuerza".

Esta mañana, Fein se refirió a la necesidad de conseguir la autonomía municipal para crear, entre otras cosas, "una fuerza de seguridad de cercanía para controlar los delitos menores". También lo mencionó como "una alternativa para profundizar la relación con el vecino y el comerciante".

Al respecto Rosúa, que también pidió "aprovechar el debate de la provincia de Buenos Aires, en donde existen cinco proyectos en la Legislatura, uno de ellos de Marcelo Saín", hizo hincapié en que "la dificultad de conducción política de las fuerzas policiales es uno de los principales problemas que tiene nuestro diseño institucional, debido a la cantidad de policías, reparticiones y estrategias de seguridad que deben dirigir nuestros escasos funcionarios políticos en un vasto, diverso y complejo territorio".

Al ampliar estos conceptos el dirigente del Movimiento Evita enfatizó que "el funcionario político es quien marca la línea de acción y fija los objetivos de gestión, es quien debe transmitir estas pautas a los funcionarios de carrera, y debe controlar que las mismas se ejecuten y logren los objetivos buscados. Esto hoy es prácticamente imposible con la estructura de conducción política que tiene el gobierno provincial".

Por eso Rosúa sostiene que "es imprescindible avanzar en el establecimiento de una conducción política de proximidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario