La ciudad

Rosselló apuesta a destrabar los grandes temas pendientes

El flamante presidente del Concejo buscará que en los próximos dos años se apruebe la reforma de la noche, concesiones y servicios públicos clave.

Domingo 17 de Diciembre de 2017

El flamante presidente del Concejo, Alejandro Rosselló, aseguró que su designación claramente está asociado con "el cambio político que se registra en la ciudad", pero insistió que su gestión apuntará a mejorar el diálogo y los consensos para que a lo largo de estos dos años se puedan destrabar varios de los temas clave pendientes para la ciudad, "más cuando ahora hay cuatro espacios políticos en lugar de 18 bloques que permitirán un trabajo más fluido".

Aún con obreros en el Palacio Vasallo después de reinaugurado por la ex titular del Concejo, Daniela León, Rosselló dijo que buscará terminar con los trabajos pendientes "lo más rápido posible". El receso legislativo favorecería la tarea en algunos sectores.

La coyuntura de temas de envergadura como el proyecto de presupuesto 2018, pedido de endeudamiento y la polémica por la prohibición del uso del glifosato en Rosario llevaron a que las primeras declaraciones públicas de Rosselló, como presidente del Palacio Vasallo, estuvieran relacionadas con estos temas más que los objetivos para los dos años que se prevé estará al frente del Concejo.

Reconoció que abundan temas relevantes que deben ser tratados por los ediles, como la regulación de la nocturnidad y definiciones sobre algunos servicios públicos y concesiones.

Estimó que serán debatidos durante su presidencia porque "el reparto de fuerzas con tres candidatos a intendentes" conducirá a la discusión de normas que llevan trabadas años producto de un Concejo atomizado.

El titular del Concejo dijo que su gestión "apostará a la gobernabilidad" y "no al obstruccionismo", ya que "todos estamos pensando en el bienestar del rosarino". Sostuvo que las diferencias con el Ejecutivo están relacionadas con los "errores" que no tienen al ciudadano como eje.

En este sentido, Rosselló destacó que la futura conducción del cuerpo y las comisiones fueron respaldas por 23 de las 28 bancas, aunque subrayó que los concejales que se abstuvieron (los cuatro integrantes de Ciudad Futura y Celeste Lepratti del Frente Social y Popular) acompañaron en términos generales el acuerdo que se terminó sellando entre macristas, peronistas y el Frente Progresista.

Fue, como suele ocurrir cuando hay numerosos cambios de ediles, después de arduas negociaciones, incluso hacia el interior de Cambiemos.

"Tengo que agradecer a todos los candidatos del PRO que pretendían ser presidentes del Concejo (Anita Martínez, Carlos Cardozo y Gabriel Chumpitaz) el acompañamiento y del presidente del partido, Federico Angelini", resaltó.

El nombre de Rosselló para ocupar la presidencia del Concejo circuló casi desde el mismo instante que se confirmó el triunfo de Cambiemos en Rosario, ya que a lo largo de la campaña logró un delgado equilibrio entre las dos listas de candidatos del PRO e incluso desde octubre hasta ahora.

Rosselló es abogado especializado en Magistratura y llegó al Concejo en 2011, después de ser asesor junto con Roy López Molina de Laura Weskamp, la primera edila del PRO en Rosario.

Entonces ambos encabezaron la lista macrista ese año. Desde el 2015 es el presidente del bloque que ahora pasará a estar comandado por López Molina, el más votado en las legislativas de este año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario