La ciudad

Rosario vivió el fin de semana largo colmada de turistas

Pese a no ser un destino tradicional de carnaval, según la estimación del Etur la ocupación hotelera en la ciudad rondó el 95%.

Martes 13 de Febrero de 2018

Pese a que Rosario no figura entre los destinos más tradicionales para disfrutar del carnaval, este fin de semana extralargo, con doble feriado, tuvo su capacidad hotelera, de más de 10 mil plazas, prácticamente colmada. De hecho, el viernes ya se había constatado un 85 por ciento de reservas en todas las categorías, por lo que la estimación más conservadora ayer era que la ocupación llegaría al 95 por ciento. Los números finales recién se conocerán hoy. De todos modos, para el director ejecutivo del Ente Turístico Rosario (Etur), Federico Stolar, el fenómeno no hace sino ratificar una tendencia que ya viene de largo: que la ciudad se ha instalado definitivamente como un "destino de escapada", con un pernocte de dos o tres noches, donde la oferta cultural, de espectáculos, gastronómica y playera contribuye a la diversificación de visitantes.

Pese a que se supone que el verano es la temporada baja para Rosario, cada vez más gente encuentra una buena excusa para llegar a visitarla (ver aparte).

Esta vez, en el superferiado largo de cuatro días, el movimiento turístico fue récord en el país desde que en 2011 se reimplantó el festejo no laboral del carnaval.

Obviamente, los destinos más demandados fueron los tradicionales del verano, como Mar del Plata y Villa Carlos Paz, y los más famosos por sus fiestas de comparsas, como Gualeguaychú y Gualeguay, u otras formas de celebración al Rey Momo, como las de la Quebrada de Humahuaca.

En esa lista Rosario ocupa un lugar modesto, aunque sus propias celebraciones de carnaval, en el corsódromo del parque Scalabrini Ortiz y La Isla de los Inventos, también formaron parte de la agenda cultural que atrajo a visitantes.

Para Stolar, la diversificación de oferta —natural, de espectáculos, deportiva, gastronómica, de eventos— es justamente una de las "fortalezas" para el turismo en la ciudad. "Rosario no es un destino monotemático, sino que tiene atractivos muy variados", afirmó.

Las playas —rosarinas e isleñas—, esta vez la multitudinaria inauguración del Acuario del Río Paraná con un importante show, una muestra de autos especiales en el Monumento y las propias fiestas de carnaval funcionaron como las atracciones singulares que se sumaron a la oferta habitual de la ciudad.

Se sabe que se trata de un "destino de escapada" o de paso (con parada) hacia alguna otra localidad, por lo que los visitantes no duermen más que dos o tres noches.

Con todo, el primer relevamiento que realizó el Etur el viernes pasado (el último se hará hoy) ya reveló que las reservas hoteleras, en establecimientos de todas las categorías, trepaban al 85 por ciento. A ellas habría que sumar los arribos de último momento, por lo que Stolar estimó que difícilmente la ocupación del fin de semana largo bajaría del 95 por ciento.

De hecho, la actividad hotelera tiene su correlato en otros rubros, especialmente el gastronómico. Aun así, el referente del Paseo Pellegrini Leo Santero, dueño además del Gran Chopp, contó que el trabajo fue "normal", como en otros fines de semana, "pero con dos noches más". Lo que no es poco.

Por La Florida pasaron 10 mil personas; sólo ayer unas 6 mil y para hoy se esperan otras tantas. Durante el fin de semana largo se llevó a cabo el Circuito Nacional de Verano de Salvamento Acuático, un simulacro del que participaron 75 guardavidas de otros puntos del país. También hubo fútbol y voley de playa, y espectáculos infantiles.


Repunte en enero

Siempre se dice que el verano es la "temporada baja" para el turismo receptivo en Rosario. Sin embargo, los números de enero pasado correspondientes a la actividad hotelera muestran que la ocupación promedio llegó al 52 por ciento, "unos 4 o 5 puntos arriba" del mismo mes del 2017, afirmó el director ejecutivo del Etur, Federico Stolar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario