La ciudad

Rosario vivió en 2017 el año más caluroso de su historia

La media anual estuvo por encima de los promedios normales a raíz de una tendencia global.

Sábado 27 de Enero de 2018

El promedio anual de la temperatura en Rosario fue el año pasado el más elevado desde que hay registros con una media de 18,5 grados centígrados, una marca sólo alcanzada en 2015 y que resultó igualada durante los doce meses de 2017.

Así lo confirmó el especialista del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), José Luis Stella, quien agregó que, en cambio, los registros de lluvias estuvieron cerca de los promedios históricos con 1.120 milímetros acumulados.

Los datos del organismo nacional fueron ratificados por un informe publicado hace pocos días en el New York Times donde se menciona que, sobre un universo estudiado de 3.800 ciudades en todo el mundo, el 88 por ciento registró en 2017 temperaturas promedio por encima de las consideradas como normales.

En esa investigación los valores para Rosario (una de las diez ciudades argentinas estudiadas) dieron una media durante el año pasado de 18,3 grados, un valor muy cercano al estipulado por el SMN que constituye una desviación hacia arriba de 0,9 grado en relación a los valores históricos.

Estos datos se enmarcan dentro de lo que fue el año más cálido de la historia en Argentina y el segundo más caluroso a nivel mundial. Desde el SMN informaron que el año pasado hubo un desvío respecto de la temperatura media normal de 0,66 grado, lo que superó la marca del año 2012 cuando se había alcanzado un desvío de 0,63 grado.

Dentro de los parámetros del organismo estatal, Rosario está ubicada en una región que comprende casi toda Santa Fe, el norte de Buenos Aires, Entre Ríos y el sur de Corrientes. En esa parte del territorio nacional, tanto las temperaturas máximas medias como las mínimas medias estuvieron muy por encima de los promedios históricos durante varios meses del año pasado.

Las máximas medias tuvieron los siguientes registros por encima de lo normal en los siguientes meses: 1,5 grados en junio pasado, 2,8 en julio, 1,1 en agosto y 1 grado en septiembre.

Las mínimas medias tuvieron un comportamiento parecido: 2,1 más elevadas del promedio en mayo, 1,5 en junio, 3,2 en julio y 2,3 en agosto, registros que obviamente llevaron a tener un invierno muy suave.

Ciudades

A nivel global, 2017 fue el segundo año más caluroso de la historia. En base a esa información, el New York Times armó un trabajo de investigación llamado "How much warmer was your city in 2017?" ("¿Cuánto se calentó tu ciudad en 2017?") con los datos recopilados por AccuWeather en 3.800 ciudades de todo el planeta.

Rosario es una de las dos ciudades santafesinas que aparecen en el trabajo, corroborando la información del Servicio Meteorológico, ya que el promedio de temperaturas anuales da 18,3 grados, casi un grado (0,9 para ser precisos) por encima de lo que al menos hasta ahora se considera normal.

La otra localidad de la provincia tomada en cuenta es Ceres, ubicada en el noroeste de la bota casi pegada al límite con Córdoba. Allí también 2017 fue más cálido que la media, ya que el promedio durante los 12 meses alcanzó los 20,1 grados centígrados, lo que significa un alza respecto al promedio histórico de 0,8 grado.

Lo vivido en la región no escapa al fenómeno global del calentamiento del planeta como consecuencia de la emisión desenfrenada de gases contaminantes. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los últimos tres años han estado entre los tres más cálidos en cuanto a registros de temperaturas como parte de la tendencia al calentamiento a largo plazo.

Desde la Fundación Vida Silvestre explicaron que el cambio climático aumenta las chances de que haya eventos extremos, como las inundaciones e incendios forestales en el norte y centro del país, las sequías en zonas templadas o la pérdida de glaciares en el sur, que proveen el agua en la cordillera y en la Patagonia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario