La ciudad

Rosario seguirá al horno, anticipo de un verano que se prevé seco y caluroso

El calor promete mantenerse firme en Rosario durante los próximos días, pese a algunas lluvias puntuales previstas para hoy y mañana, ya que hasta donde llegan los pronósticos se esperan máximas superiores a los 36 grados.

Viernes 08 de Diciembre de 2017

El calor promete mantenerse firme en Rosario durante los próximos días, pese a algunas lluvias puntuales previstas para hoy y mañana, ya que hasta donde llegan los pronósticos se esperan máximas superiores a los 36 grados. A juzgar por el Boletín de Tendencias Climáticas del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se trata de un verdadero adelanto del verano, que promete ser intenso en la ciudad y su zona: para el trimestre hay mayor probabilidad de que las precipitaciones se ubiquen por debajo de los promedios normales y de que el termómetro marque en cambio un poco más hacia arriba, fenómeno que podría repetirse en buena parte del país.

Ayer el calor arrancó temprano y a las 10 ya había más de 30º, un anticipo del horno en que se convertiría la ciudad durante la tarde, cuando el registro llegó a 35,6.

Pero esa marca está lejos de ser un techo, ya que la escala mercurial se mantendrá en valores similares y hasta podría continuar ascendiendo en los próximos días: el SMN anuncia máximas de 36 para hoy, aun cuando se esperan lluvias, 37 para mañana y 38 el domingo.

El resto de los sitios de pronóstico muestra variaciones hacia arriba: el Wind Gurú prevé temperaturas de entre 38 y 41 grados hasta mediados de la semana próxima, mientras que el Weather Channel consigna entre 34 y 36.

Pero no se tratará de algo excepcional, ya que la tendencia que el Servicio Meteorológico Nacional adelanta para el trimestre diciembre-enero-febrero refiere menos lluvias de lo normal para la zona de Rosario y temperaturas entre normales y superiores a las medias del verano.

Las previsiones de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) coinciden en que el patrón de precipitaciones registró en las últimas semanas un cambio "abrupto" que tiene "asustados" a los productores agropecuarios de la llamada "región núcleo" (centro-sur de Santa Fe, lo que incluye Rosario; norte de Buenos Aires y este de Córdoba), ya que se pasó de un exceso a un déficit hídrico, reconoció ayer el jefe del departamento, que depende de la Bolsa de Comercio local, Cristian Russo.

"Para los próximos dos meses será difícil que los montos de lluvias alcancen las expectativas", señaló un informe del organismo. De hecho, recordó, el 70 por ciento del área estuvo en los últimos días por debajo de los 10 milímetros de agua, mientras que el 60 por ciento recibió menos de 5, lo que complica los cultivos.

A más corto plazo, hasta el miércoles próximo las perspectivas de GEA hablan de "escasez de lluvias". Para hoy y mañana podrían darse tormentas en sectores "muy acotados", pero sin "acumulados significativos". El resto de la semana habrá pocas nubes y elevadas marcas térmicas.

"Tanto los valores mínimos como los máximos se presentarán con registros muy altos y marcas superiores a los niveles normales para la época del año", dice el informe, lo que "se debe fundamentalmente a la presencia de un constante viento del sector norte que favorecerá el incremento térmico y a la escasa nubosidad que, como consecuencia, permitirá una importante radiación solar potenciando el ascenso térmico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario