La ciudad

"Rosario no podía seguir carente de una feria del libro"

Lo aseguró el presidente de la Fundación El Libro en la inauguración oficial de ayer. El Centro Cultural Fontanarrosa estuvo repleto todo el día

Sábado 26 de Mayo de 2018

La estatua del querido Roberto Fontanarrosa, a metros del Centro Cultural homónimo, vigila desde la mesa de un bar en la plaza Montenegro a un gigantesco Mendieta, perro fiel de su máximo estandarte en la caricatura Inodoro Pereyra. El can inflable se erige en la plaza y da la bienvenida a los visitantes que se acercan hasta el edificio que alberga, oficialmente desde ayer, la Feria Internacional del Libro, que vuelve a desarrollarse en la ciudad tras diez años de larga espera.

   En el acto de apertura, el presidente de la Fundación El Libro, Martín Gremmelspacher, afirmó que una ciudad como Rosario "no podía seguir carente de una Feria del Libro".

   A su vez, el secretario de Cultura y Educación municipal, Guillermo Ríos, expresó que "estaba en el aire" la necesidad de que la tradicional feria regrese a la ciudad. "Va a ser uno de los eventos culturales más importantes del año", consideró.

   "Dentro de los objetivos de la fundación, está organizar ferias. Lo importante para ello es encontrar el partner (socio) local y acá lo encontramos con los brazos abiertos", agregó Gremmelspacher.

   En esa misma expresión se basaron los miles de visitantes que ayer colmaron el Fontanarrosa: el día feriado, con tiempo algo fresco, fue una invitación indeclinable a recorrer los tres niveles, el entrepiso y el subsuelo del centro cultural para hojear potenciales nuevas lecturas.

   Además, el presidente de la fundación confió que la idea de volver a realizar la Feria del Libro en la ciudad fue algo que compartieron desde el inicio tanto desde la fundación como desde el municipio: "Simplemente, tuvimos que encontrarnos a hablar y, ahora, la feria está acá".

   Respecto a las propuestas con las que se encontrarán los visitantes, el presidente de la Fundación El Libro detalló: "Habrá presentaciones de libros, talleres para chicos y casi un centenar de autores. Habrá mucha tarea, muchas cosas para visitar y muchos libros para ver".

   Con entusiasmo, aseguró que con el movimiento que hubo ayer ya están pensando en la próxima feria: "La gente casi que no puede entrar, es un gran éxito. Que sea libre y gratuito es fundamental".

Espacios

Consultado por La Capital sobre por qué la feria tardó tanto en volver a la ciudad, Gremmelspacher respondió: "A veces, las cosas tienen que madurar. Este año nos encontramos con que nosotros y la ciudad teníamos ganas de hacerlo".

   Sobre la posible implementación de espacios más grandes debido a la popularidad que tomó la feria en tan sólo dos días, y trazando un paralelismo con la estructura imponente que se utiliza en Buenos Aires (se desarrolla en La Rural), el presidente de la fundación aseveró que "esto es lo mismo, pero en la medida de Rosario. Tiene stands importantes, seguimos respetando los talleres, los auditorios y la lectura para los niños".

   Justamente, el gobernador Miguel Lifschitz también se refirió a ese punto al afirmar que "seguramente habrá que buscar lugares más amplios en el futuro".

   "Extrañábamos esta feria del libro y hoy la estamos recuperando. Esta ciudad tiene grandes editoriales y grandes escritores, siempre ha ocupado un lugar de relevancia en la literatura", dijo el gobernador.

Una vez finalizados los discursos, un grupo de actores con vestimenta de época llegó desde calle San Juan, subió las escalinatas del centro cultural y, dentro del recinto, leyó pasajes de distintos autores locales a los concurrentes a la feria, aportando una idea alegre al inicio oficial del evento.

   "El nombre del Centro Cultural augura que esto se convertirá en un evento tradicional de la ciudad", expresó Gremmelspacher en su discurso. La estatua del Negro vigila a Mendieta y a los miles de visitantes que, seguramente, se acercarán en los próximos días a un evento que volvió para quedarse definitivamente.

Fin de semana con entrevistas a escritores y talleres
El fin de semana en la feria del libro tiene destacables opciones. Hoy se presentará el periodista, poeta y escritor Reynaldo Sietecase, desde las 17, en la Sala G ubicada en el tercer piso del centro cultural. Su última novela, "No pidas nada", es uno de los atractivos en todas las librerías del país. Además, se dictará el taller "Cómo comprar un dios y hacer una religión para escribir un libro", referido al periodismo portátil, con Juan Pablo Meneses; mientras que entre otra de las citas destacadas, habrá una entrevista abierta a la escritora Hebe Uhart. La acción seguirá mañana en una nueva jornada imperdible. Meneses volverá al Fontanarrosa para realizar una entrevista cruzada con Juan Mascardi, flamante ganador del Premio Iberoamericano de Periodismo Rey de España, desde las 18.30.También se desarrollará la mesa de diálogo "Educación sexual integral para decidir", con Graciela Morgade, Susana Zattara y Marcela Ferraro y la coordinación de la periodista de La Capital, Marcela Isaías.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario