La ciudad

Rosario, en la Federación Internacional de Museos de Derechos Humanos

Argentina fue el único país de Sudamérica que participó del encuentro “Acceder es un derecho humano”, reunión anual de la Federación Internacional de Museos de Derechos Humanos en Nueva Zelanda.

Martes 10 de Noviembre de 2015

Argentina fue el único país de Sudamérica que participó del encuentro “Acceder es un derecho humano”, reunión anual de la Federación Internacional de Museos de Derechos Humanos, realizada en el museo Te papa Tongarewa.
  La Federación Internacional de Museos de Derechos Humanos (FIHRM) realizó, del 22 al 24 de septiembre, la reunión anual de sus miembros en sintonía con la celebración del 175 aniversario del tratado de Waitangi, piedra fundamental para la actual convivencia entre ingleses y Maoríes en esa nación orgullosa de su biculturalidad.
  “Acceder es un derecho humano” fue el lema del encuentro, desarrollado en el Museo Nacional de Nueva Zelanda Te Papa Tongarewa, que en Maori significa “lugar que contiene los tesoros”.
  La organización estuvo a cargo del museo, FIHRM y la Universidad de Victoria. Y Rosario estuvo representada por el Museo para la Democracia Internacional, cuyo mentor, el rosarino Guillermo Whpei, es miembro del consejo directivo de FIHRM.
  El consejo se conforma por invitación y está compuesto por representantes de las más prestigiosas organizaciones del mundo, como los museos nacionales de Liverpool, el Smithsonian de Washington, la escuela de administración del arte y política cultural de Taiwán, Fundación sudafricana del holocausto y el genocidio y Te Papa Tongarewa.
  El principal objetivo de FIHRM es orientar acciones de respeto a los derechos humanos. Asumiendo que “los museos pueden cambiar vidas”, los participantes abarcaron un espectro amplio de la problemática, presentando experiencias innovadoras que —en línea con la “nueva museología”— desarrollan museos de diversos países: actividades para personas con demencia, estrategias para que las historias de un pasado difícil sirvan para el cambio, respeto a la visión de los pueblos originarios cuando se exhibe su patrimonio, políticas para inclusión social en museos de arte.
  “Es muy importante para el Museo para la Democracia Internacional ser invitado a participar en estos encuentros porque es allí donde se intercambian las mejores prácticas para el abordaje de temas de derechos humanos, que es un desafío que compartimos con los museos que somos parte de FIHRM. La labor de FIHRM en el mundo es clave para el desarrollo de espacios de debate y reflexión, donde todas las voces son escuchadas y todas las historias relevantes”, dijo Guillermo Whpei.
  El Museo para la Democracia Internacional (MDI), que se está construyendo en el Palacio Fuentes, presentó sus antecedentes y objetivos y logró poner a la ciudad en la mira de este prestigioso colectivo profesional. MDI será un espacio para reflexionar sobre qué significa Democracia. Una invitación a trabajar juntos por una mejor calidad de vida, promoviendo la libertad de expresión, el debate, el respeto mutuo y el análisis de los valores democráticos.
  Fue proyectado por profesionales argentinos con el asesoramiento de expertos. La firma de un convenio de cooperación con los Museos Nacionales de Liverpool y la membresía en la Federación Internacional de Museos de Derechos Humanos (FIHRM) posibilitaron un diseño acompañado por colegas de estas organizaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS