La ciudad

Rosario espera más de 30 mil visitantes el fin de semana largo del Día de la Bandera

La ocupación hotelera es dispar. En promedio las reservas están al 60 por ciento de las plazas. Los visitantes empiezan a llegar hoy y hay un variado menú de actividades para recibirlos. En Ente Turístico Rosario (ETU) la expectativa es grande. "Es un fin de semana que está instalado y donde la ciudad además ofrece una fiesta que es única en todo el país", destacó el titular del organismo, Héctor De Benedictis.

Sábado 18 de Junio de 2011

"Será un gran fin de semana". Así lo aseguran hoteleros y autoridades del Ente Turístico Rosario (Etur), que a partir de hoy y a lo largo de todo el fin de semana largo esperan la llegada a la ciudad de más de 30 mil visitantes. Si bien las reservas hoteleras oscilan entre el 60 y el 80 por ciento, en la cámara que nuclea a los empresarios del sector aclaran que muchos llegarán sin reserva.

"Es un fin de semana que está instalado y donde la ciudad además ofrece una fiesta que es única en todo el país", destacó el titular del Etur, Héctor De Benedictis.

La tarde de ayer comenzó a marcar de a poco la llegada de los visitantes y para hoy en las oficinas que el Etur tiene en el parque a la Bandera ya auguraban "un día de alto tránsito de visitantes". Es más, de acuerdo a los datos actuales y a las estimaciones realizadas, Rosario espera a lo largo del fin de semana a más de 30 mil turistas.

"El nivel de ocupación hotelera es buena, pero además hay que decir que sólo representa un tercio de la gente que pasa por la ciudad, porque de acuerdo a las encuestas el 65 por ciento de los visitantes viene sólo por el Día de la Bandera, sobre todo porque el 80 por ciento son de Buenos Aires y pueden hacerlo, y hay quienes se quedan en casa de amigos y familiares", detalló De Benedictis.

La única variable que tanto el Etur como los hoteleros indicaron que podría tener algún impacto es el Día del Padre. "Mucha gente puede preferir quedarse en casa con sus padres o bien viajar a sus lugares de origen", comentó el director del ente, que sin embargo no dejó de augurar "un gran fin de semana" con muchas propuestas.

Sin embargo, De Benedictis apuntó otra ventaja: la conectividad. "Rosario es una de las pocas ciudades del país que está a no más de cuatro horas de tres puntos claves como son Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, y a eso hay que sumarle el público entrerriano a través del puente Rosario-Victoria", destacó.

Dispar. El vicepresidente de la Cámara Hotelero Gastronómica, Alfredo Angiulli, también vaticinó "un fin de semana muy positivo". Sin embargo, aclaró que el nivel de reservas en los hoteles de la ciudad es dispar y está en un promedio de poco más del 60 por ciento.

Sucede que con reservas efectivas los hoteles de cuatro y cinco estrellas ya están con un nivel de ocupación que llega al 80 por ciento, pero eso disminuye a poco más del 50 por ciento cuando se trata de los alojamientos de dos y tres estrellas que tiene la ciudad.

También los 50 hostels que tiene Rosario son una alternativa para los turistas y, según indicó el dirigente empresario, ese sector también tendrá a lo largo del fin de semana un "muy buen movimiento de pasajeros".

"En todos los casos, las reservas son para esta noche y mañana, porque ya el lunes todos los hoteles vuelven a ubicarse en un nivel de ocupación de entre el 15 y el 20 por ciento", indicó Angiulli.

Sin embargo, adelantó que "como sucede todos los años, muchos llegarán sin reserva y decidirán su viaje sobre la marcha, teniendo en cuenta que aún existe disponibilidad".

Refuerzos para Capital y Córdoba

La Terminal de Colectivos es la puerta de llegada de muchos, pero también la de salida de los rosarinos que se tomen unos días. Según detalló el presidente del Concejo de Administración, Eduardo Fornarini, los destinos tradicionales como Córdoba y Buenos Aires no sólo se vendieron muy bien, sino que incluso hubo que poner refuerzos.

Otros destinos como la Costa Atlántica también están saliendo con servicios completos, aunque no necesitaron refuerzos. Y en el caso particular de los destinos del sur del país y la Patagonia, Fornarini explicó que “si bien las ventas cayeron porque la temporada turística está perdida, muchas de las personas que por trabajo o cuestiones familiares tienen que viajar al sur lo están haciendo en colectivo, por la gran cantidad de inconvenientes que hay en los vuelos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario