La ciudad

Rosario conmemora hoy un año de la tragedia de Salta 2141, la peor de su historia

Habrá dos actos: uno, a las 9.38, frente al edificio colapsado y otro a la tarde en Oroño y Salta. Anoche, familiares acamparon en Tribunales.

Miércoles 06 de Agosto de 2014

Trescientos sesenta y cinco días pasaron de la peor tragedia que vivió Rosario. Hace un año, a las 9.38, la explosión de una de las torres de Salta 2141 dejó una huella imborrable en la historia de la ciudad: 22 muertos, más de 60 heridos, daños materiales y conmoción generalizada. Destrucción, búsqueda desesperada de sobrevivientes, solidaridad, emoción y un enorme vacío. La causa judicial tiene por ahora once procesados. Anoche, un grupo de familiares de las víctimas inició la vigilia del aniversario acampando en Tribunales. Hoy habrá dos actos: por la mañana, frente al inmueble colapsado, y a la tarde en la esquina de Salta y Oroño.

El martes 6 de agosto de 2013, a las 9.38, mientras el gasista Carlos García cambiaba el regulador de gas del edificio de tres torres de Salta 2141, una potente fuga generó luego una tremenda explosión.

A los pocos minutos, entre escombros, polvillo y descontrol generalizado, bomberos, rescatistas y médicos comenzaron la frenética búsqueda de sobrevivientes y víctimas que duró seis días.

A un año de aquella fatídica jornada habrá distintas actividades para recordar a los fallecidos. Exactamente a las 9.38, momento en que se desató la explosión, habrá un toque de sirenas y un minuto de silencio en homenaje a las víctimas.

Uno de los familiares de los fallecidos leerá un texto, en representación de las 22 familias, para recordar a quienes perdieron su vida. Luego, Cecilia Petrocelli interpretará el tema de Eladia Blázquez "Honrar la vida".

Previamente, los familiares que se instalaron anoche "hasta que sea necesario" frente a Tribunales en reclamo de justicia, concurrirán, a las 8, la sede comercial de Litoral Gas, donde harán un escrache a la concesionaria.

Y, a las 18, en la esquina de Oroño y Salta habrá una misa que oficiará el ex arzobispo de Rosario José Luis Mollaghan. Durante el oficio religioso, habrá otro discurso de los familiares, esta vez centrado en el pedido de justicia.

El acto será cerrado por Soledad Pastorutti, quien acompañará con una canción el sentimiento de las víctimas. Los familiares convocaron a todos los rosarinos a participar del homenaje llevando una flor y sin banderías políticas.

La previa al aniversario está atravesada por el dolor y los avances parciales de la causa penal en la Justicia. Claudia Vaio, madre de Santiago Laguia, la última víctima fatal que fue encontrada, anunció la vigilia y cuestionó con dureza a la fiscal de la causa y al gobernador Antonio Bonfatti por sus últimas declaraciones.

"La fiscal (Graciela Argüelles) dijo que excepcionalmente podrá ir a prisión alguno (de lo imputados por estrago culposo agravado). Están jugando con nosotros, con nuestro dolor y con la dignidad de nuestros familiares fallecidos. Nos están provocando y esperan que reaccionemos violentamente, pero no van a lograrlo", señaló.

Para Vaio, los familiares no pueden "soportar esta falta de respeto por parte de la Justicia y del gobierno de Santa Fe, nos parece una burla todo esto; además, hay más gente que queremos imputar y tenemos las pruebas necesarias".

La madre de Laguia también cuestionó al gobernador por anunciar que se creará una empresa de gas santafesina.

"¿Era el momento para salir a anunciar que iba a hacer una empresa de gas santafesina? No lo era y eso nos está provocando. Nos faltaron el respeto", sumó indignada.

Luego confesó: "Por estas horas uno tiene más a flor de piel el recuerdo imborrable de aquel día. Pero a la imagen de mi hijo la tengo todo el tiempo en la memoria y no me la voy a borrar mientras viva".

Otros vecinos prefieren el silencio

Un grupo de vecinos afectados por la tragedia de calle Salta transmitieron ayer que prefieren que no se realicen actos conmemorativos como los de hoy. Dicen ser unos 350 habitantes de esa misma cuadra, junto a otros radicados por Oroño y por Balcarce. “No queremos escuchar más sirenas ni actos, suficiente tenemos con el dolor que llevamos dentro”, dijo Alicia Pérez Rey, habitante de las torres derrumbadas, quien también busca recomponer su vida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS