La ciudad

Rosario Central no podrá habilitar su pileta climatizada esta temporada

La principal razón es que debe hacer una obra estructural que le exige Litoral Gas. Pero también incide la suba de las tarifas .

Miércoles 05 de Junio de 2019

La temporada de invierno viene "dura" para los clubes y no sólo para los más chicos. Así como las entidades deportivas barriales, fundamentalmente las que cuentan con el servicio de pileta climatizada, vienen planteando cómo el incremento de los servicios pone en jaque su supervivencia, en uno de los más importantes de la ciudad dejaron en claro que tampoco son ajenos "a la crítica realidad del país". Así lo admitió el secretario general de Rosario Central, Guillermo Hanono. Es que la entidad de Arroyito no sólo padece el aumento de la morosidad en los pagos de las cuotas, sino que además esta temporada de invierno no tendrá pileta climatizada. Si bien la razón principal de esa decisión obedece a una obra estructural que exige la empresa Litoral Gas y que se iniciará en el corto plazo, el dirigente indicó que "el análisis de la tarifa actual de gas no colabora y, aunque en menor medida, fue otro de los factores". Con facturas que han llegado a superar el millón de pesos, no es para menos.

La Red de Clubes de Rosario conformada por unas 140 entidades barriales de toda la ciudad viene advirtiendo desde la temporada pasada la situación crítica en la que se encuentran estas instituciones. Incluso señala que que 2019 se inició con deudas por las tarifas del año anterior y que no sabe como se hará frente a las próximas facturas. Eso, sumado al incremento de la morosidad en las cuotas societarias, que en ningún caso pudieron ser aumentadas, y el abandono de las actividades por parte de las familias que ajustan sus gatos, pone en riesgo su subsistencia.

Sin embargo, no sólo son las entidades más chicas y barriales las que sienten el ahogo de la crisis. Ya la semana pasada, uno de los dirigentes de la red y presidente del Club Suderland en barrio Ludueña, Jeremías Salvo, explicó que "esa situación, que comenzó en los barrios, se extendió ya a las instituciones de clase media que también se ajustaron", y ayer el referente de Central admitió que en esa situación tampoco escapan a la situación.

Mayores atrasos en los pagos de las cuotas y el cierre de la pileta durante esta temporada de invierno son dos de los indicadores que muestran que la situación actual también golpea en las entidades con grandes estructuras.

Factura millonario

"No estamos para nada ajenos a la crisis que viven todos los clubes y que vive el país", ratificó el dirigente, y confirmó que, esta temporada, la pileta del club, por la que pasan unas 400 personas, estará cerrada.

"Hay una obra de dimensiones que es necesario hacer y que Litoral Gas nos exige, que aún no está lista, y ese es el factor principal de esta decisión, pero también es cierto que la tarifa del gas no colabora en esta situación y es un factor más a la hora de tomar la determinación", explicó Hanono.

Es que si bien las facturas de gas que llegan al club de Arroyito no discriminan los costos vinculados al natatorio, hay meses que son literalmente millonarios, dijo el dirigente. "Hablo de seis y hasta siete cifras", señaló para indicar que el costo del servicio supera el millón de pesos.

Hanono dejó en claro que, de "estar terminada la obra la pileta, estaría abierta" y explicó que "a diferencia de otros clubes que la tienen como eje central de sus actividades, en Central es un servicio más". Y agregó: "Eso no significa que con lo que se cobra de cuota, sea un servicio rentable, pero sí entendíamos que, de poder hacerlo, teníamos que brindarlo. Aunque, ante este escenario, se tomó la decisión de mantener la pileta cerrada".

Si bien aún se están acordando con Litoral Gas plazos y formas de pagos, el objetivo del club es avanzar lo antes posible en la regularización exigida por la empresa prestadora del servicio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario