La ciudad

Robó, llegó la policía y se quiso fugar del brazo de una anciana

El insólito episodio se dio ayer en pleno centro. El ladrón hasta habló con los medios en la puerta del local, pero fue descubierto y lo apresaron.

Viernes 28 de Junio de 2019

Un hecho policial de características cinematográficas se produjo ayer por la tarde en pleno centro rosarino, cuando un delincuente que había robado en un local de ropa de Presidente Roca al 800 intentó escapar de la policía haciéndose pasar por el nieto de una vecina lindera al local. Lo increíble es que el delincuente le dio una nota a los medios de prensa para cubrir su fuga, pero luego fue reducido a los pocos metros. Antes, había asaltado con una pistola de plástico a tres mujeres.

Los testimonios de las víctimas dieron cuenta de lo intrépido y atrevido que resultó el ladrón, no sólo para robar en plena tarde y a cara descubierta, sino para fugarse del lugar simulando ser el nieto de una anciana.

Hacia las 15, en el local Mi Ropa es Tu Ropa, de Presidente Roca 888, había dos clientas probándose ropa y una encargada. Cuando una interesada tocó el timbre para ingresar, el delincuente le ganó la puerta y logró dominar el lugar. Con un arma de fuego exigió las pertenencias a las mujeres, quienes le entregaron billeteras, celulares y objetos personales.

Pero el llamado de una hermana de la titular del negocio al 911 alertó a la policía de la zona y rápidamente se hicieron presentes. Fueron ocho efectivos los que ingresaron a revisar, pero como los fondos de la pilchería conectan con el edificio lindero, el ladrón se escabulló hacia adentro.

Allí, los policías requisaron el lugar pero no lograron atraparlo. Entre curiosos y la conmoción de los vecinos, salió del edificio una señora de avanzada edad del brazo de un joven.

Ante la necesidad de testimonios, los medios de prensa comenzaron a preguntar y allí fue cuando en la entrevista al falso nieto dio detalles que hicieron dudar a mas de uno.

Puesta en escena

"Recién salimos. Comimos y nos acostamos a dormir la siesta. Vi todo el lío, pero ni siquiera nos acercamos. Cuando golpeó la policía, estábamos ocupados. Ella estaba durmiendo, abrimos la puerta, le dijimos que estábamos bien, pero nadie nos explicó nada. Vimos la requisa en el edificio, los policías andaban por todos lados", dijo con tono seguro ante las cámaras el ladrón, camuflado bajo el papel de un falso nieto.

Pero cuando se lo consultó por la cantidad de pisos, el número de departamentos y características de la terraza, empezó a titubear y hasta preguntarle a su "abuela". Algo no cerraba. A los pocos minutos comenzó una carrera de los efectivos por Presidente Roca hacia San Luis.

La velocidad del delincuente hizo que más de un efectivo tuviera que correrlo y otros armaron un cordón para cercarlo. Finalmente fue detenido en la esquina con calle San Luis. En el secuestro de lo que llevaba consigo, la policía le encontró una pistola, cuatro celulares, dinero en efectivo, anteojos, buzo, campera y otras pertenencias.

Un "habitué"

La madre de la dueña de Mi Ropa es Tu Ropa también hizo declaraciones. "Este mismo ladrón hace dos días atrás quiso entrar en el negocio de enfrente, pero no le abrieron, pero a mi hija le ganó la puerta. Mi otra hija llamó a la policía, porque estaba con mi nieta en el palier del edificio", comentó a los periodistas.

El local cuenta con alarma de seguridad, pero no hubo cámaras para registrar lo sucedido. Y el local tiene una puerta que conecta con el edificio, algo que aprovechó la mujer que llamó al 911.

En el frenesí de personas, el vallado policial, las sirenas de los patrulleros y los efectivos que seguían llegando, asomó la señora a quien el delincuente tomó del brazo para escapar. "No me amenazó, fue buen chico", se limitó a decir.

Una de las clientas que fue sorprendida por el robo cuando se estaba probando una prenda también habló con la prensa. "Tocaron el timbre y la encargada abrió con llave, entró alguien para comprar y detrás entró el ladrón. Estaba armado. Yo me estaba probando ropa y ni bien escuché de lo que se trataba salí del probador y le entregué el celular para que se fuera rápido. Pero estaba medio drogado, porque volvió al probador a pedirme todo de nuevo y le tuve que decir que ya se lo había dado", comentó.

Ante el griterío por el ingreso de la policía al local, la mujer se quedó agachada en el probador mirando para abajo. Se fue por una puertita y la policía no lo pudo encontrar", acotó. Allí fue el momento en que se llamó a la policía.

El ladrón ingresó al local aprovechando un descuido y redujo a las clientas con un arma

de juguete

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario