La ciudad

Revelan que podría haber desalojos si no se prorroga el congelamiento de alquileres en Rosario

Ariel D'Orazio, referente del Consejo Asesor de la Vivienda Única, destacó que la medida debería extenderse hasta el 31 de marzo.

Martes 01 de Septiembre de 2020

Ariel D'Orazio, máximo referente del Consejo Asesor de la Vivienda Única de la oficina de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de Rosario solicitó hasta el 31 de marzo próximo la extensión del plazo de congelamiento de alquileres -que vence el 31 de octubre venidero, de acuerdo al DNU lanzado por el gobierno nacional- y aclaró que, en caso de no tomarse esa medida, podrían producirse desalojos.

En declaraciones al programa El primero de la Mañana, que se emite por LT8, D’Orazio, señaló que "se hace necesario extender el plazo del DNU porque hay mucho endeudamiento, producto de los efectos que la pandemia causó en la economía" y aclaró que en caso de tomarse esa medida "muchos podrían ser desalojados a partir de octubre. El DNU equilibrará la situación, para dar herramientas hasta el 31 de marzo, para salvaguardar la chance de desalojos".

Uan de las propuestas que D’Orazio describió contempla la extensión del plazo con alguna segmentación, en base a los montos que cada uno pague en concepto de alquiler. "Nos parece lo más acorde porque muchas familias están muy angustiadas. También es muy necesario para el sector comercial, donde algunos tuvieron que suspender parcial o totalmente su actividad por no tener ingresos. Hay que negociar la salida del endeudamiento; por eso insistimos en que hasta el 31 de marzo no haya aumentos ni notificaciones de desalojo", añadió el asesor municipal.

"Es fundamental conversar con el Ministerio de Hábitat y el Ejecutivo nacional, tiene que haber acompañamiento de tenor social para determinado sector para que éste pueda subsistir y cumplir con sus obligaciones contractuales", destacó el funcionario.

>> Leer más: El Senado sancionó la ley de alquileres, con más protección de los inquilinos

Con respecto a las subas informadas en los montos iniciales de los nuevos contratos, D'Orazio consideró que "hay una especulación, por desinformación en agunos casos, y para buscar mala publicidad para la Ley de Alquileres en otros. Los incrementos se dan desde el año 2003 y por encima del salario promedio. Ahora se nota mucho en las renovaciones contractuales: 40 y 45 por ciento de aumento. LLama la atención que con la caída de demanda que hay, se pidan precios exorbitantes. Hay que poner fin a los abusos".

D'Orazio graficó que muchos inquilinos no pudieron enfrentar en tiempo y forma el pago de alquileres y ni siquieran pudieron abonar las mensualidades atrasadas. "En octubre no podrán pagar con aumento ni la deuda en seis cuotas. Ni siquiera alcanza con la prórroga del DNU: tenemos que ver de qué manera ponemos en marcha el alquiler social, contemplado en la Ley de Alquileres", lamentó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario