La ciudad

Resolución provincial da un marco protector para clubes de barrio y vecinales

El Registro de la Propiedad ya controla el patrimonio de las asociaciones con personería jurídica y de las fundaciones.

Martes 14 de Marzo de 2017

vigente. Una medida de protección para los clubes de barrio.

Con la intención de mejorar las herramientas de control y protección sobre los clubes de barrio y las vecinales de la provincia, el Registro de la Propiedad de la provincia, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, dispuso una resolución en la que se establece que los funcionarios que autoricen escrituras de venta, o gravamen de un inmueble de titularidad de una asociación con personería jurídica o una fundación, deberán solicitar previamente un certificado de subsistencia a la Inspección General de Persona Jurídica (IGPJ). De esta manera, este área generó un instrumento de seguridad jurídica que permite ejercer un control más efectivo sobre las transacciones inmobiliarias que realizan este tipo de entidades.

"En el certificado de subsistencia se deben precisar los bienes inmuebles que se quieran disponer o gravar, detallando el precio y las condiciones de su venta, o de la disponibilidad de los mismos. Y también acreditar que razonablemente la operación no perjudica el interés de la entidad", señaló Matías Figueroa, subsecretario de Asuntos Registrales de la provincia.

Además, el funcionario destacó que "dicho certificado deberá ser citado expresamente dentro del cuerpo de la escritura".

El certificado de subsistencia que expide la IGPJ implica que la entidad ha sido debidamente constituida, que legalmente no se ha extinguido, y que desarrolla la actividad prevista en su objeto.

"La disposición se realizó con el objetivo de ejercer un debido control para beneficiar la protección de estas entidades, como por ejemplo los clubes de barrio o vecinales, que muchas veces se veían involucrados en ventas irregulares, o en disputas por terrenos que perjudicaban y dañaban a estas entidades que persiguen un fin social", dijo Figueroa. Esta resolución alcanza a los clubes, las asociaciones civiles y fundaciones, aunque claramente beneficia a las más pequeñas, que son los que corren mayores riesgos, sobre todo en épocas de angustias económicas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario