La ciudad

Resarcirán con $15 millones a la víctima de incendio en hotel

La mujer, que era profesora de gimnasia, sufrió graves heridas, quedó parapléjica y ciega tras inhalar humo tóxico durante el siniestro.

Martes 09 de Septiembre de 2014

La Justicia de Rosario condenó a un hotel ubicado en la zona de la Terminal de Omnibus Mariano Moreno y a sus propietarios a pagar alrededor de 15 millones de pesos a una joven que quedó parapléjica y ciega tras un incendio ocurrido en el lugar.

El siniestro ocurrió el 17 de abril del 2003 en el hotel Kings, de pasaje San Jacinto 577, a la altura de San Lorenzo al 3700. Ese día, la joven, que por entonces tenía 28 años, había concurrido al lugar con un hombre y en momentos en que se encontraban en una de las habitaciones del hotel se originó un incendio.

En medio del siniestro, el muchacho que la acompañaba escapó de las llamas sin socorrerla. La joven quedó en el lugar desvanecida e inhaló humo tóxico, lo que le produjo daños respiratorios y neurológicos de carácter irreversible. Quedó parapléjica, ciega, perdió el habla y ahora necesita de una atención permanente.

La jueza en lo civil y comercial, Delia Giles, consideró que el hotel y sus propietarios fueron responsables porque no procuraron establecer si habían quedado personas atrapadas por el fuego en el interior del edificio.

El hotel "Kings" y quienes eran sus dueños al momento del siniestro fueron condenados a pagarle a esta mujer, que era profesora de educación física la suma de 6.300.000 pesos, cifra que con los intereses se eleva a unos 15 millones de pesos.

Durante el trámite judicial, el apoderado del padre de la joven había destacado además supuestos incumplimiento por parte de la Municipalidad. En tal sentido había detallado que si bien el lugar estaba habilitado como hotel, funcionaba en realidad como un albergue transitorio por horas.

También había puesto de relevancia la falta de extinguidores y algunas modificaciones edilicias. En tal sentido, en el expediente se expuso que los titulares del hotel habían, por ejemplo, eliminado un aire y luz que podría haber sido la causa directa del ingreso de humo tóxico a la habitación donde se encontraba la joven.

Estas consideraciones fueron descartadas por la magistrada, que consideró que la Municipalidad no tenía responsabilidad en el accidente.

"Sus facultades de habilitación derivadas de su poder de policía no pueden de manera alguna garantizar la no ocurrencia de un evento dañoso o el cumplimiento de las obligaciones de seguridad en el ejercicio de una actividad privada, lo que supondría exceder el ámbito de competencia propia del Estado", señaló.

En tal sentido, dejó en claro que "distinto es el caso de un servicio público o un espacio de dominio público, en donde la Municipalidad, por sí o por terceros, sustituye la actividad de la empresa".

Sin protección. Sobre los titulares del Hotel Kings, que no cumplieron con los deberes de protección de la salud y seguridad de los huéspedes.

En ese orden, detalló que "no sólo fallaron en su deber de advertir en forma inmediata la generación de un incendio en una de sus habitaciones, sino lo que es peor, falló en su deber de alertar en forma inmediata y eficaz la existencia de un huésped encerrado en su habitación para proceder a su inmediato socorro".

Como consecuencia de la inhalación de humo tóxico, la joven quedó con graves secuelas como la abolición de funciones cognitivas, pérdida del habla y de la visión bilateral, pérdida del entendimiento del lenguaje, parálisis espástica de los miembros e imposibilidad de pararse, comer, higienizarse, vestirse y realizar necesidades fisiológicas sin asistencia de otra persona.

Estos daños le imposibilitaron trabajar y hoy cuenta con la asistencia de cuatro personas, a los que se suman terapeutas físicos, ocupacionales y fonoaudiológicos.

La defensa de la víctima también solicitó que se le abonara lucro cesante, ya que la joven era profesora de educación física hasta el momento del siniestro.

A raíz de todo, la jueza condenó a los propietarios del hotel Kings a resarcir a la víctima con $6.363.496, que con los intereses trepa a unos 15 millones de pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario