La ciudad

Religiosos y laicos negaron que Mollaghan ejerciera "maltratos"

Colaboradores del ex arzobispo salieron a desmentir que Roma investigara la diócesis. El grupo también celebró la reciente designación del prelado en la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Martes 03 de Junio de 2014

La Agencia Informativa Católica Argentina (Aica) hizo pública la declaración de un grupo de sacerdotes, religiosas y laicos que hasta ahora venían colaborando con el ex arzobispo y actual administrador apostólico de Rosario, monseñor José Luis Mollaghan, en la que salieron a responder a las "acusaciones de maltrato" atribuidas al prelado como una de las causas por las que el Vaticano habría ordenado una auditoría a la diócesis local.

"Siempre hemos recibido el mejor trato personal y pastoral por parte del arzobispo de Rosario", citó Aica, que opuso esa apreciación a "lo afirmado por los medios de prensa". Los colaboradores de Mollaghan insistieron, además, con negar que se haya llevado adelante una "investigación" en el arzobispado.

Un aspecto llamativo de la declaración firmada por los colaboradores del prelado el 22 de mayo pasado es que lo siguen llamando "arzobispo", aun cuando en una carta pública dirigida a la comunidad católica tres días antes el propio Mollaghan ya informaba que el Papa Francisco lo había designado "miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe" y "administrador apostólico de la arquidiócesis, hasta la designación" de su reemplazante.

Conocidos ambos nombramientos, la mayoría de los medios de comunicación estableció un vínculo entre esos cambios y las dos "visitas fraternas" a la arquidiócesis local que, a pedido de Roma, había realizado a fines del año pasado una comisión presidida por el obispo emérito de Mendoza, José María Arancibia.

Al tomar estado público esa situación, tres fuentes eclesiásticas confiaron a La Capital que Arancibia había venido a investigar "supuestas irregularidades en el manejo de fondos" y también "presuntos padecimientos psiquiátricos del arzobispo", así como denuncias de laicos y sacerdotes por "maltrato".

Fue a esa última acusación a la que salió a responder el grupo de religiosos y fieles. "Quienes frecuentamos habitualmente el arzobispado y conocemos a monseñor desde hace nueve años como pastor de Rosario podemos afirmar por nuestra parte" que "siempre hemos recibido el mejor trato personal y pastoral" por parte del prelado, "involucrado profundamente en la guía de esta Iglesia local".

También desmintieron que se haya concretado una auditoría. "Podemos expresar por nuestro conocimiento que en este tiempo no se ha llevado a cabo ninguna investigación acerca de la administración del arzobispado, que se regula conforme a las normas de la Iglesia", dijeron.

Siempre según Aica, los firmantes de la carta aludieron además (aunque sin nombrarlo) al ex titular de Cáritas Osvaldo Bufarini, envuelto en un escándalo financiero y legal por haber incurrido, entre otras severas irregularidades, en desmanejos con fondos destinados a un plan de viviendas.

"Conocemos que (la situación de Bufarini) ha sido seguida atentamente desde su conocimiento por las autoridades del arzobispado" y que incluso se le procuró "con caridad una posible solución justa en cada caso y una reparación de los hechos, tanto en las radios y en los colegios parroquiales, como en el plan de viviendas de Cáritas, que datan inclusive de muchos años atrás".

El grupo también celebró la designación de Mollaghan en la Congregación para la Doctrina de la Fe, para cuya "misión", dijeron, "se han tenido en cuenta sus referencias personales y cualidades episcopales".

La declaración fue firmada por el vicario general Emilio Cardarelli, el miembro del Consejo Arquidiocesano de Asuntos Económicos Luis Bozzoni, el rector del Seminario Arquidiocesano San Carlos Borromeo, Gustavo Rodríguez, la directora del Equipo de Pastoral Social, Viviana Wille Bille, el secretario del Consejo Presbiteral y asesor arquidiocesano de la Asociación Padre Misericordioso, Fabián Belay, la hermana María Jordán y el canciller del arzobispado, Juan Pablo Masramón.

Despedida de Acción Católica

La Acción Católica local también aludió a la inminente partida de José Luis Mollaghan de la arquidiócesis y llamó a orar “por el futuro arzobispo, para que tenga un corazón de buen pastor, como Jesucristo, y sea para todo el pueblo de Dios un padre cercano y un hermano generoso y lo recibamos con espíritu de fe”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario