La ciudad

Refuerzan la asistencia alimentaria en los comedores y merenderos

Se trata de 500 espacios distribuidos en todos barrios. Los detalles de la medida serán anunciados hoy por el intendente Pablo Javkin.

Martes 24 de Marzo de 2020

La Municipalidad dispondrá un refuerzo presupuestario para atender las necesidades de los 500 comedores y merenderos que funcionan en los barrios y adelantará la apertura de los albergues para personas en situación de calle. Las medidas forman parte de un conjunto de estrategias que buscan acompañar el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto para contener los contagios por coronavirus en los sectores más vulnerables de la población.

"Estamos en contacto permanente con la provincia y con organizaciones sociales de distintos barrios que trabajan en relación con lo social con el objetivo de reforzar la asistencia alimentaria", indicó ayer el secretario de Desarrollo Social del municipio, Nicolás Gianelloni.

La secretaría municipal mantiene convenios con unos 500 espacios de organizaciones sociales o comunitarias que brindan servicios de asistencia alimentaria en los barrios más vulnerables. Se estima que de esta red dependen unas 20 mil personas que, a diario, retiran sus viandas en esos comedores.

En los últimos años, estos lugares amortiguaron los impactos de la crisis económica y el aumento del desempleo. Y en estos días, "las organizaciones que sostienen los comedores y merenderos están advirtiendo que existe una mayor demanda", sostuvo Gianelloni.

En Rosario, de acuerdo a estadísticas de la Universidad Católica Argentina de junio pasado, casi la mitad de la población económicamente activa se encuentra ocupada en tareas informales. En los barrios fuera de los bulevares ese porcentaje crece al 86 por ciento, según el relevamiento nacional de barrios populares realizado por esa misma fecha.

Los anuncios

El intendente Pablo Javkin anunciará hoy una serie de medidas que tiene como objetivo reforzar las políticas sociales durante la cuarentena nacional. Gianelloni adelantó que se extenderán los convenios con las organizaciones que trabajan con asistencia alimentaria y se reforzarán las partidas destinadas a alimentos.

Recordó que Nación ya casi completó la distribución en Rosario de la tarjeta Alimentar (que tiene como beneficiarios a madres y padres de niños de hasta seis años, embarazadas y personas con discapacidad, que reciben la Asignación Universal por Hijo) y que la provincia reforzó con mil pesos adicionales el importe que se acredita en las Tarjetas de Ciudadanía. Los dos programas tienen como objetivo la compra de alimentos. Al mismo tiempo, mientras se extienda la restricción, se mantendrán abiertos los 32 Centros de Convivencia Barrial del municipio, no con las actividades habituales destinadas a la primera infancia o adultos mayores, sino "con guardias mínimas que garanticen una vinculación con el barrio y canalizar las demandas". Y se distribuirá un kit sanitario, "para que se pueda seguir manteniendo el servicio alimentario dándole seguridad a los voluntarios que distribuyen alimentos como a quienes los reciben", describió el funcionario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario