La Ciudad

Recuperó un costoso saxo que le robaron del auto en Balcarce y Córdoba

El 13 de diciembre al mediodía le abrieron el auto y le sustrajeron el instrumento mientras tomaba un café en el Paseo del Siglo

Martes 29 de Diciembre de 2020

La historia terminó bien para el músico rosarino César Blasco, porque hace pocas horas recuperó su apreciado saxo luego de que el sábado 12 de diciembre al mediodía se lo sustrajeran de su auto mientras tomaba un café en un bar de Balcarce y Córdoba.

Agradeció a los medios que viralizaron su caso, a las personas anónimas que se solidarizaron desde distintos puntos del país, a los policías y a la Fiscalía que logró identificar y detener al autor del audaz atraco.

César atravesó días amargos y de incertidumbre desde que ese mediodía llegó a su auto Ford Focus junto a su novia y advirtió que le faltaba el saxo, que estaba en el asiento trasero dentro de un estuche semirrígido color negro marca Parquer. Además le sustrajeron un micrófono inalámbrico, un pen drive con pistas musicales, cables, y una billetera con documentación personal, entre otros elementos.

Música para el cuerpo

Pero la música le volvió al cuerpo cuando este lunes recibió el llamado telefónico desde la oficina del Fiscal Iván Enriquez: “Podés venir, tenemos novedades positivas por lo tuyo”, le dijeron. Es que luego de una sigilosa pesquisa se logró detener al principal sospechoso el jueves 23 de diciembre. Y el lunes bien temprano apareció el instrumento en la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

De la investigación no trascendieron detalles, pero la propia víctima se encargó de sumar evidencia para recuperar el costo instrumento, un saxo alto Selmer Super Balance Accion, valuado en unos 10.000 dólares. Contento porque la historia terminó “mejor de lo que suponía”, recordó que el lunes siguiente al robo pudo acceder al registro fílmico de cámaras privadas de cinco edificios de la zona con lo cual se pudo reconstruir parte de la secuencia del robo.

Evidencia fílmica y trabajo sigiloso de los policías y el fiscal

“Aporté todos los datos certeros que tenía a la policía y a la Fiscalía. Con esas filmaciones se logró observar a esta persona de diferentes ángulos cuando abre el auto. Se logró cierta identificación, tatuajes, ropa, cómo operaba y hasta la forma de caminar. También sumé videos a Facebook para contar lo que me había ocurrido, mis amigos lo replicaron y eso ayudó. Pero nunca expuse las filmaciones del sospechoso para no complicar la investigación”, narró César a La Capital.

Además, como otro elemento que se sumó a la pesquisa, César contó que el lunes siguiente al robo recibió un sugestivo llamado telefónico que figuraba con “numero privado”. “Sospecho que era esta persona o un cómplice que llamó para tantear si había radicado la denuncia. Se hizo pasar por una persona que compró el saxo de buena fe por 1.000 dólares en una feria. Primero me dijo un nombre y después otro. Lo encontré en las redes y había cosas que no cerraban. Eso también se lo facilité al fiscal”.

El músico valoró el trabajo de los empleados policiales y del fiscal Enriquez porque con esas evidencias montaron un trabajo de calle para rastrear al ladrón. “A esto le sumé la recompensa de 200 mil pesos. Tal vez alguien se tentaba y brindaba información, siempre bajo promesa de reserva de identidad”.

Pero no hizo falta. La semana pasada se realizaron los allanamientos que desembocaron en la detención del sospechoso en su domicilio. Con antecedentes por hechos ilícitos, ahora quedó imputado por el robo del saxo. Se desconoce si forma parte de una banda que violenta autos en la vía pública, y si vulneró la cerradura con un inhibidor de señal o copiador de frecuencia, porque la víctima se aseguró cerrar el vehículo.

Aliviado y agradecido

“Creo que se sintió acorralado. Quiero agradecer a los medios que replicaron la historia, a la gente de todo el país que se conectó a partir de la viralización del caso, y sin conocerme se solidarizaron. Algunos hasta me ofrecieron prestarme su saxo. También al fiscal y a los policías de la comisaría 2ª que se comprometieron, se portaron muy bien y se desenvolvieron de manera criteriosa”.

A modo de campaña para no alimentar el mercado negro de objetos producto de hechos delictivos, César además instó a la población a que “por favor no compre cosas robadas. Por suerte terminó todo bien, mejor de lo que suponía”.

Cuando el lunes a la mañana el músico se reencontró con el saxo en la sede de Fiscalía, notó que estaba algo sucio, sin la boquilla, manoseado, faltaba un cable cargador de teléfono I Phone, power bank, la caja del micrófono, un pen drive, su billetera con tarjetas y documentación del auto. “Nunca perdí las esperanzas. Y te digo la verdad. Si el costo de todo era 10.000 dólares, recuperé 9.999”, dijo aliviado el músico rosarino luego de recuperar el costoso instrumento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS