La ciudad

Récord para la fiesta del helado artesanal: se vendieron más de 70 mil bochas

Durante tres jornadas, en el Monumento a la Bandera se ofrecieron gustos exóticos, opciones heladas de populares tragos y shows.

Lunes 19 de Febrero de 2018

Al ritmo de una bocha por segundo, se vendieron unas siete toneladas de helado a lo largo de los tres días de la fiesta del helado artesanal que cerró ayer con más shows y la selección de los nuevos embajadores que serán la cara de la promoción del sector dentro y fuera de Rosario.

A lo largo de los tres días, la cola para comprar helado a 25 pesos la bocha se comenzaba a formar desde antes de la apertura del evento. A partir de las 17.30 y hasta pasadas las 23 no paraban de pasar familias, amigos y curiosos a sacar un ticket para probar algunos de los cerca de 200 sabores que ofrecieron las 18 heladerías rosarinas nucleadas en la Cámara Industrial y Comercial del Helado Artesanal (Cicha), muchos de ellos "inéditos", por lo exótico o por su inspiración gourmet.

Andrés Ríos, presidente de Cicha y dueño de la heladería Rio, explicó que con las ventas del viernes y sábado superaron la cantidad de helados en la edición pasada. Vale señalar que en esta oportunidad se extendió un día la fiesta y se amplió el horario.

"El sábado se vendieron 25 mil bochas de helado, a razón de una bocha por segundo", detalló Ríos. "Cada fiesta la gente nos sorprende positivamente, porque se vuelca a probar gustos distintos, raros y cada vez más", señaló el empresario. Estimó en unas 70 mil las bochas vendidas para esta edición.

Las heladerías que participan de la fiesta deben presentar ocho gustos, dos de ellos que sólo se puedan encontrar a lo largo de los días del evento. Varios empresarios reconocieron que les sirve para "testear" el gusto de la gente y algunos indicaron que con el tiempo, si tuvieron éxito, pasan a la comercialización en los locales.

En esta edición 2018 se pudieron probar desde numerosas variedades de chocolate y dulce de leche hasta gustos como queso y dulce, arroz con leche, daikiri de maracuyá, Campari con naranja, Gancia con limón, Fernet con Coca Cola, cerveza negra con maní, entre muchos otros. Las opciones con algún tipo de bebida alcohólica estuvieron bastante presentes, una cierta tendencia de pasar a tragos de moda al formato helado.

"Nos quedamos el sábado sin baldes", graficó Jonathan, de Free Shop, para dar cuenta de las ventas en esta edición de la fiesta. "En esta oportunidad el clima acompañó más y, pese a los partidos de fútbol del sábado, vino mucha más gente que en ediciones anteriores a tomar helado y a ver los shows", agregó otro heladero desde el stand lindero.

"El sábado se vendieron 25 mil bochas de helado, a razón de una bocha por segundo", dijo el presidente de Cicha

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario