La ciudad

Recién pasaron 15 días del inicio del invierno, pero ya arrancó la liquidación

La vieja y querida palabra “liquidación” podrá ser reemplazada por la inglesa “sale” o la castiza “barata”, pero siempre provocará el mismo furor por la pichincha, un deporte nacional que practican sobre todo las mujeres...

Martes 06 de Julio de 2010

La vieja y querida palabra “liquidación” podrá ser reemplazada por la inglesa “sale” o la castiza “barata”, pero siempre provocará el mismo furor por la pichincha, un deporte nacional que practican sobre todo las mujeres, pero que deja cada vez a menos hombres indiferentes. Y ya llegó: la liquidación de invierno largó en Rosario a sólo 15 días de iniciada la estación. Las rebajas no son nominales, sino que en algunos casos llegan hasta al 50%. “Cuando veo el cambio de precios no sé si alegrarme o qué, porque me hace preguntar si antes nos estuvieron robando”, comentó ayer Cecilia, mientras estudiaba una remera que pasó de 69 a 30 pesos.

Por lo general, tres o cuatro grandes comercios del microcentro son los que todos los años traccionan al resto a la liquidación de invierno a partir de mediados de julio. Pero esta vez no fueron tan pocos los que ya arrancaron.

Falabella, Ver, Rivol, Archie, Midway, Blondy, Polígono, The Bag & The Belt, Sólido, y Ted Bodin son algunas de las tiendas que ya anuncian en sus vidrieras que largaron con las rebajas. La zapatería Borsalino, otro clásico de los descuentos de temporada, empieza su liquidación hoy.

Obviamente que las ofertas irán in crescendo a medida que avance el mes, pero en algunos negocios ya admiten que sus precios cayeron hasta la mitad en las prendas.

“La verdadera liquidación” es el nombre elegido por Falabella para presentar sus descuentos. Acá van algunos ejemplos de lo que se puede abaratar comprando por estos días: en la marca Basement, un pijama pasó de 89 pesos a 49,90; un vestido de 119 a 69, un sacón largo de 599 a 349 y una remera de 69 a 29,90.

De marca Newport, un tapado con piel que salía 329 ahora cuesta 199 y una polera de 129 pasó a 79. Un sacón Kosiuko rebajó el 30 por ciento, mientras camisas, sweaters y carteras de distintas marcas llegan a descuentos del 40%.
En Ver y en Rivol se anuncian también rebajas de hasta el 50% (el mismo pantalón que salía 158 pesos en el primero de esos locales hoy se consigue a 78); en Archie, moda para chicos, los descuentos son de hasta el 40%, y en Midway, “por ahora”, llegan al 30%.

Todos dicen que, a medida que avance el mes de julio, los precios seguirán bajando. Pero el riesgo, aclaran, es que las ofertas se esfumen en manos ajenas.

Para no caer tan pronto en la “liquidación de invierno” (o sus variantes eufemísticas y pretendidamente más paquetas como “winter sale”, tanto por ciento “off” o “barata”), algunos negocios plantean otro tipo de promociones.

Por ejemplo, “descuentos de hasta el 50% por el mes del Mundial” en la zapatería Durzo o del 20% en Idrógeno. O anuncian la “Semana del abrigo”, como en Wings, y “Winter jean off”, en Nasa.

Otros locales, más tímidamente, ofrecen descuentos del 20% “en todas las prendas” (Ted Bodin), combos por dos o más artículos (Arredo) o rebajas importantes, como del 40%, si se paga en efectivo (Polígono).

Variantes para aprovechar por estos días, cuando el frío de invierno, lo que se dice el frío, no llegó todavía a la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS